Filosofía presocrática

De Wikipedia
Saltar a navegación Saltar a la gueta

Plantía:Hestoria de la filosofía occidental La filosofía presocrática ye'l períodu de la hestoria de la filosofía griega que s'estiende dende'l so empiezu, con Tales de Mileto (nacíu nel sieglu VII a. C.), hasta les últimes manifestaciones del pensamientu griegu non influyíes pol pensamientu de Sócrates, entá cuando sían cronológicamente posteriores a él.

La obra d'esti pensadores antiguos nun nos llegó sinón fragmentariamente, en cites d'autores posteriores, polo que l'estudiu de les sos doctrines tien de tener presente costantemente la forma de tresmisión testual y la valoración de les fontes.

Delimitación histórica de la filosofía presocrática[editar | editar la fonte]

La precisión alrodiu de les llendes d'esti períodu de la hestoria de la filosofía ye problemática, tantu no que se refier al so empiezu como a la so final, y atopamos nos tratadistas soluciones distintes.

L'empiezu de la filosofía en Grecia[editar | editar la fonte]

Aristóteles espón na so Metafísica que Tales de Mileto foi'l iniciador d'un tipu de filosofía que concibió que'l principiu de tolos entes yera de índole material.[1] A partir d'esta considerancia la tradición entera de la historiografía dio por sentáu que Tales foi'l primer filósofu, y entá William Keith Chambers Guthrie[2] sofitar nesta autoridá de mano les sos considerancies sobre la hestoria de la filosofía griega empezando polos filósofos milesios. Sicasí, l'orixe d'esti tipu d'indagación foi esplicáu de distintes maneres pola filoloxía y la filosofía contemporanea.

L'empiezu absolutu del pensamientu occidental: ciencia y filosofía[editar | editar la fonte]

John Burnet espresa la opinión común de principios del sieglu XX[3] al dicir que n'el pensadores xonios, el logos llibérase, de golpe, de les concepciones mítiques imperantes. Esto debería sobremanera a una escepcional cualidá d'intelixencia y espíritu d'observación del home griegu. A partir d'esta discontinuidá radical que supon el advenimiento del logos, la ciencia occidental nun tuvo más que siguir la vía marcada polos filósofos xonios.[4] Esta manera d'entender l'entamu del pensamientu filosóficu atopa ecu en Bruno Snell, entá cuando esti sigue una perspectiva más histórica.[5]

Dempués de les importantes obres de Cornford: De la Relixón a la Filosofía (1912) y Principium sapientiae (obra póstuma, 1952) esti tipu de visiones dexaron llugar a esplicaciones más matizaes. Pa Cornford, l'empiezu de la filosofía sigue n'estrecha relación col empiezu de la ciencia. Por eso tamién reparó la influencia de la astroloxía y la aritmética babilóniques y la xeometría exipcia na formación de la mentalidá filosófica, magar esta mentalidá tresforma l'enfotu prácticu qu'estes disciplines teníen nes sos cultures d'orixe (l'astroloxía babilónica taba al serviciu de la relixón oficial, y la xeometría exipcia taba destinada a midir campos de cultivu concretos) nun enfotu puramente teóricu. Ello dase en virtú del descubrimientu, propiu de los griegos, de la forma, independiente de la materia.[6] El primeru que venceyó l'entamu de la ciencia (la matemática) con intereses puramente especulativos (esto ye, con intereses ayenos al prestar o a lo necesario) foi Aristóteles, en Metafísica I, 981b13ss.

Podemos considerar que Guthrie asitiar nesta perspectiva de la relación filosofía – ciencia cuando considera la relación ente mitu y logos. Al home pre-filosóficu nun-y foi difícil considerar a la naturaleza y a sigo mesmu a mercé de fuerces cimeres arbitraries: una típica concepción politeísta o pandemonista tal que se presenta nos poemes homéricos. Los fenómenos atmosféricos como l'agua y el vientu, o netamente humanos como la enfermedá, la muerte o los impulsos psicolóxicos, tienen una esplicación en fuerces personales, que s'interesen polos asuntos humanos, ya inclusive guarden ciertos llazos consanguíneos con estos. Frente a esta concepción, la filosofía empecipia cuando l'home empezó a esquizar por un orde subxacente al caos de los acontecimientos, orde producíu por fuerces impersonales. La familia divina tresformar nuna "necesidá" despersonalizada. La nacencia de la filosofía ta venceyáu col abandonu de la esplicación mitolóxica pa los problemes del orixe del universu, y la fe relixosa ye sustituyida pola fe científica colos sos trunfos y llimitaciones.[7]

La relación de la nacencia de la ciencia col esplegue de la filosofía presocrática tamién foi puesta de relieve por Eggers Lan, que nota, siguiendo a Szabó, que la primer demostración deductiva de la hestoria de la ciencia pertenez a Parménides. Tolos filósofos presocráticos fixeron apurras a la ciencia, sía a les matemátiques o a la ciencia natural.[8] Aun así, Eggers Lan estrema nesti períodu la filosofía de la ciencia: dambes tienen pretensiones de ser un estudiu de validez universal, solo que la filosofía ye l'estudiu del universu como totalidá ordenada, y la ciencia prescinde de tal referencia al mundu.[9]

Del mitu a la razón: l'orixe cosmogónicu y relixosu de la filosofía[editar | editar la fonte]

La primer reacción moderna ante la opinión común sobre'l "milagru griegu" del orixe absolutu de la razón foi la de F. M Cornford[10] que venceya l'entamu de la filosofía con distintes manifestaciones de la poesía relixosa. Tenemos De notar qu'esti enclín de los tratadistas tamién tien el so antecedente en Aristóteles: en Metafísica I, 983b29, diz que tamién los primeres "teologizantes" (referir con esti términu a los "autores de cosmogoníes", como entiende García Yebra)[11] opinaron "alrodiu de la naturaleza".

Según Cornford, la "física" milesia nada tien que ver cola ciencia y l'observación directa de la realidá. Estes ellaboraciones siguen les respuestes mítiques tantu nel so material conceptual como nos sos esquemes esplicativos, tresllada a representaciones laicizadas l'esquema cosmogónicu realizáu pol pensamientu míticu–ritual. Si'l mundu homéricu presenta una distribución, ente los crónidas, de diversos llotes y honores (Il. XV, 189-194), el mundu de los naturalistes xonios presenta una división de xurisdicciones ente los poderes contrarios. El pensamientu de Anaximandro guarda una estrecha dependencia cola poesía de Hesíodo: nun hai gran diferencia ente concebir l'orixe de too a partir del Caos (Teog. 116) o d'una naturaleza indeterminada (12 B 1, A 9, A 13, A 14). A partir d'esti orixe indiferenciado, la cosmogonía hesiódica fai nacer pareyes divines, qu'interactuando terminen per formar el fonduxe de los dioses olímpicos, nos que s'enconta l'orde del mundu; pa la cosmoloxía xonia estos contrarios nun son yá divinidaes personales, como Urano y Gea, sinón naturaleces como lo templao y lo frío, lo húmedo y lo seco, que na so interacción dan forma al cosmos cíclicu.[12]

Les repercusiones de la concepción de Cornford fueron tan importantes que la quinta edición de fragmentos de Diels (1935) foi modificada por Kranz p'afaela nesti sentíu; esti helenista amplió l'apéndiz qu'incluyía fragmentos de poesía y prosa cosmolóxica y astrolóxica y allugar de primeres de la colección. Kirk y Raven dedíquen-y tou un capítulu de la so obra crítica[13] a los "precursores de la cosmogonía filosófica", como les cosmogoníes órficas, la cosmogonía de Hesíodo y les cosmogoníes "mistes" como la de Ferécides.

La edición de fragmentos de los presocráticos de Gredos, entá cuando empecipia tamién por Tales, facer a pesar de los reparos del direutor de la edición: este espresa que nun empieza por Anaximandro, primer autor del que disponemos de cites testuales, namái pa nun romper cola tradición,[14] y que él nun tendría inconvenientes n'empezar la hestoria de la filosofía con Homero, si encamentárase-y la xera d'iguar una hestoria temática de la filosofía por testos, onde s'incluyeren temes filosófiques, como los del significáu de la muerte, el sentíu de la vida, etc.[15]

Los que se nieguen a considerar la producciones cosmogóniques como antecedentes de la filosofía, como Jaeger, Guthrie y Eggers Lan, remanen na so contra la inautenticidad de tales escritos: Son obres calteníes en fragmentos, en cites d'autores posteriores, sacante la Teogonía hesiódica que se caltuvo íntegra. Nesti sentíu comparten la precaria forma de tresmisión de la filosofía presocrática. Pero cuando s'evaluó la influencia recíproca ente poemes y prosa de conteníu cosmogónico y la filosofía presocrática, los cosmólogos amosáronse siempres en delda colos filósofos. Asina, viose que Epiménides ta influyíu por Anaxímenes,[16] y la teogonía rapsódica de Orfeo ta en delda con Ferécides, Heráclito, Parménides y Empédocles.[17] Por ello haise podíu determinar que les cosmogoníes órficas nun son anteriores al sieglu VI a. C.,[18] inclusive dalgunes son posteriores a Sócrates, y pertenecen frecuentemente a la era cristiana.[15]

Comoquier, la mayoría de los especialistes, entá los que consideren les cosmoloxíes como antecedente, estremen éstes de la filosofía puramente felicidá. Kirk y Raven consideren que tanto los poemes homéricos como la teogonía hesiódica son amueses d'un estáu particular de racionalización. Sobremanera la Teogonía de Hesíodo col so enfotu sistematizador de la xenealoxía de los dioses.[19] Sicasí, el pasu del "mitu" al "logos" ye un cambéu radical qu'inclúi non solo una deas-personificación de les fuerces de la naturaleza, sinón un cambéu políticu, social y relixosu qu'arreya una apertura mental que tiende a relativizar el valor de la tradición.[20]

Les condiciones sociales del orixe del pensamientu racional[editar | editar la fonte]

Pa esplicar el tresformamientu que presenten les concepciones filosófiques respectu de les mítiques, dellos especialistes dirixieron la mirada a les sos condiciones de posibilidá, y reparen qu'estes son de índole social y económica. P. M. Schul[21] piensa que tien d'exercer una gran influencia, na orientación del pensamientu escontra la práutica, la creación de la moneda, el calendariu, la escritura alfabético, el rol del saléu y el comerciu. B. Farrington, pela so parte, enllaza l'orixe de la racionalidá griega (y la medría de la riqueza material) col progresu técnicu de les ciudaes xonies, gracies a la llibertá qu'estes teníen respectu d'una ortodoxa caltenida por una casta sacerdotal, como n'Exiptu o Babilonia.[22] G. Thompson, sicasí, ve na apertura de mercaos nos cualos l'oxetu tresformar en mercancía, y asina pasa de tener un valor d'usu a un valor de cambéu, el factor que fai comprensible'l advenimiento de la razón: yá que esto significa que l'oxetu desaposiar de la so diversidá cualitativa y pasa a tener una significación astracta.[23]

Jean-Pierre Vernant retoma estes considerancies sobre les condiciones sociales que fixeron posible'l advenimiento del pensamientu filosóficu, y reformular. En llinies xenerales, acepta la idea del pasu del mitu al "logos", pero enfatiza la conexón de los mitos cosmogónicos colos ritos orientales de soberanía, y ve que la filosofía xónica ye una transposición de los elementos d'estos mitos. L'apaición de la polis como forma d'ordenamientu social fai-y perder significación a esti ritu y el mitu acomuñáu pierdi inteligibilidad, y el pensamientu naturalista de los milesios nun ye más qu'un reflexu d'esti nuevu orde, al independizar los elementos atmosféricos de la figura del soberanu.[24] Per otra parte, acentúa la significación del pensamientu que surde en Magna Grecia pa la comprensión de la nacencia de la filosofía como forma de racionalidá y del filósofu como tipu humanu. Si a la filosofía preciede'l mitu como forma de pensamientu, el filósofu ye precedíu pol augur y pol poeta inspiráu. La filosofía caltién ciertos calteres de saber reveláu, lo que se ve claramente nel proemio del poema de Parménides.[25] Sicasí, ente les formes del "xamanismu" griegu y el filósofu hai un abilsu, y ye qu'ente que l'augur ta en posesión d'un saber secreto, el filósofu propónse sopelexar el so saber a un cuerpu de discípulos (Pitágoras); esti tresformamientu de la figura del sabiu ye hermana d'una mutación nel planu social, que consiste na perda del poder políticu escluyente de los gene nobiliarios, la disposición al serviciu de la comunidá de los ritos pertenecientes a les cles sacerdotales, la publicación de los decretos de xusticia, antes reservaos pa los Eupátridas; l'apaición de la moneda, acuñada y con un valor garantizáu pol Estáu. El pasu del usu del plural "τὰ ὄντα" (ta onta, los entes) nos xonios al singular "τὸ (ἐ)ὄν" (to [y]on, l'ente) en Parménides ye un signu más de la busca d'unidá, estabilidá y permanencia que puede trate na incipiente organización de la ciudá griega, cola reforma de Clístenes, por casu. A última hora, Vernant considera que la filosofía ye resultáu del advenimiento de la polis.[26]

Los postreros presocráticos[editar | editar la fonte]

Polo xeneral los tratadistas tán d'alcuerdu en poner fin al períodu presocráticu una vegada que se desenvuelve y espubliza el pensamientu platónicu. El términu "presocráticu" paez estendese a partir de la edición de Diels y Kranz, Estace der Vorsokratiker.[27] El mesmu Kranz, nel prólogu, esplica que "presocráticu" nun indica "antes de Sócrates", sinón "antes de los socráticos" (sobremanera Platón y la so escuela), y ello ye que inclúin na obra a pensadores posteriores a Sócrates, como Diógenes de Apolonia o Demócrito. Por ello Guthrie entiende que la palabra "presocráticu" significa "non socráticu", y que esti significáu determinar pol conteníu del pensamientu más que pola cronoloxía.[28] La seleición de pensadores de la edición de fragmentos de la editorial Gredos sigue un criteriu asemeyáu. Eggers Lan diz nun tarrecer quedar atrapáu nos esquemes de manuales, que discernen, na hestoria de la filosofía griega, una primer parte cosmolóxica (la de los presocráticos) d'otra antropolóxica (representada pola sofística y Sócrates). Inda cuando Heráclito o los pitagóricos paecen tar interesaos en temes étiques, la diferencia cola sofística ye notable, cuando esta concibe al home como midida de toles coses, o cola afirmación socrática avera de la reconocencia de la ignorancia del home. Esti quebre de la cosmoloxía tradicional y l'enfoque puestu nel home y el so puestu na sociedá sería la llende qu'estrema dambes fases de la hestoria del pensamientu.[29]

Determinaciones internes de la filosofía presocrática[editar | editar la fonte]

Seya como quier que s'entienda l'entamu o'l fin del períodu históricu consideráu, atopamos ellí con un grupu de pensadores que falta enforma de ser homoxéneu nos sos intereses especulativos, nos sos métodos ya inclusive nes sos formes espresives. Sicasí munchu autores antiguu y modernu ensayaron diverses maneres d'arrexuntalos, y d'entender la estructura y l'evolución d'esta dómina de la hestoria de la filosofía.

Los doxógrafos y les escueles filosófiques[editar | editar la fonte]

Teofrasto, na so obra Opiniones de los físicos, desenvolviera una clasificación de filósofos por escueles. Diversos doxógrafos (de doxa, "opinión"), los escritores de "socesiones", siguieron y sistematizaron esti enclín, sobremanera Soción d'Alexandría. Rellacionaben a los filósofos colos sos supuestos maestros y discípulos. D'estes socesión nutrióse'l cronógrafu Apolodoro d'Atenes pa iguar los sos Cróniques.[30] Xeneralmente bastaba saber qu'un filósofu yera conciudadanu d'otru más nuevu por que los doxógrafos y otru autores tardíos supunxeren que'l primeru fuera maestru del segundu.[31] Asina ye como se fueron "inventando" filiaciones intelectuales dispuestes n'escueles, que'l so máximu divulgador foi Diógenes Laercio, y que siguieron como verdaderes los Padres de la Ilesia.

Les escueles distinguíes por estes tradiciones fueron la Escuela de Mileto, compuesta por Tales, Anaximandro y Anaxímenes; la Escuela eleática, con Jenófanes como fundador y Parménides, Zenón y Meliso como socesores; y la Escuela atomista, con Leucipo y Demócrito.

La Escuela Pitagórica, sicasí, paez tener más probabilidaes de ser real, yá que yera non solo una asociación con fines filosóficos, sinón tamién relixosos, y hai una apreciable cantidá de testimonios anteriores a Teofrasto que nos detallen la so actividá. Sicasí presenta problemes particulares de datación, según pa precisar la so unidá doctrinal.[32] Amás de Pitágoras, semilegendario fundador de la escuela, podemos cuntar nella a Alcmeón. Los neoplatónicos, como Jámblico, tendíen a considerar a Parménides y la so escuela dientro del pitagorismo, conformando la más xeneral Escuela itálica.[33]

Les agrupaciones d'autores na crítica moderna[editar | editar la fonte]

Los filólogos modernos tendieron a refugar la división escolar doxográfica. L'analís de les doctrines presocrátiques per separáu munches vegaes hai refutado los camientos d'influencies ente autores. La edición de Diels prescinde, na midida de lo posible, de la división escolar.[34]

Jaeger, sicasí, na so obra La teoloxía de los primeros filósofos griegos, considera nun solu capítulu (II, La teoloxía de los naturalistes milesios) a la escuela milesia. Kirk, Raven y Schofield modifiquen la vieya distinción ente escuela milesia y escuela itálica, modificando la nomenclatura xeográfica pero concibiendo cierta unidá d'orientación: per un sitiu presenten a'l pensadores xonios, caracterizándolos como monistes materialistes: cada autor concebía un principiu material (l'agua o l'aire, por casu) como xénesis de la pluralidá de les coses que se presenten ante los güeyos. El autores indiquen que la inclusión de Jenófanes y de Heráclito nos capítulos dedicaos a la filosofía xonia ye puramente pragmática, yá que estos superen de dalguna manera los intereses naturalistes.[35] Los xonios tán estremaos históricamente en pre-parmenídeos (los yá mentaos, precedíos pola escuela de Mileto) y post-parmenídeos (Anaxágoras, Meliso, los atomistes). Estos postreros siguieron l'enclín naturalista de los primeres, pero respondiendo a la especulación de Parménides, que desarticuló aquelles concepciones físiques.[36] La filosofía nel occidente griegu, esto ye, nel sur d'Italia, asítiase históricamente ente dambos. Los sos representantes tuvieron intereses non naturalistes, sinón especulativos, anque sobre esti puntu tampoco hai una uniformidá total.[37] Ellí'l autores alluguen tantu a Pitágoras como a los representantes de la escuela eleática (sacante Meliso) y a Empédocles.

Fontes antigües de les cites y anécdotes de los presocráticos[editar | editar la fonte]

Nun nos llegó nenguna obra completa de los llamaos filósofos presocráticos. Güei cuntamos solo con fragmentos que nos fueron tresmitíos como cites más o menos precises de pensadores y recopiladores posteriores. Los detalles d'esti tipu de tresmisión, y sobremanera la valoración de les fontes, tienen de ser teníos en cuenta nun estudiu completu y una interpretación averada del pensamientu d'estos filósofos arcaicos, inclusive pa determinar ciertes traces biográfiques importantes, como les sos cronoloxíes.

Cómo citaben los antiguos, característiques lliteraries y gramaticales[editar | editar la fonte]

La primer dificultá que presenta l'estudiu de los filósofos presocráticos ye la dificultá de precisar qué fidedignu foi l'autor que lu cita o comenta. Asocede que delles obres con intenciones más o menos lliteraries (como nel casu de la Historia de Heródoto, o los diálogos platónicos) incorporen al so relatu alusiones munches vegaes vagues sobre doctrines anteriores, la mayoría de les vegaes cites de memoria (siempres falible) o meres paráfrasis, yá que subordinen la citación precisa a la composición de les sos obres.

Sicasí, con Aristóteles empieza una tradición de tratadistas en prosa que fai sumir parte de les dificultaes mentaes, anque apaecen otres nueves. Hai que tener en cuenta que, cuando un espositor griegu o llatinu escribió sobre un pensador anterior, nun cuntó colos signos que nos idiomes modernos ayúdennos a estremar lo que s'espón colo que se cita, esto ye, sobremanera, les comillas dobles (""). Valiéronse, sicasí, de construcciones gramaticales diverses, que dependen siempres de 'verba dicendi':

  • verbu de dicir + conxunción + oración de cita con verbu n'indicativu o optativu.[38]Esta construcción equival al nuesu discursu directu: "dixo: viví en Éfeso", onde la conxunción val polos nuesos dos puntos (:). Esta construcción ye, lamentablemente pa la recueya de cites, pocu frecuente en llatín y griegu.
  • verbu de dicir + oración de cita con suxetu n'acusativu y verbu n'infinitivu.[39] Ensin equivalentes na mayoría de los idiomes modernos, similar a una pocu usada forma española de discursu indirectu, ej: "dixo morar en Éfeso". Esta construcción ye la preferida pa citar, por casu por Aristóteles.
  • verbu de dicir + alverbiu, o puntu altu (equivalente a los nuesos dos puntos), + testu de cita. Esta forma de citar ye la más asemeyada a la de los idiomes modernos y quiciabes la más precisa. Pero ye frecuente solo n'autores tardíos como Diógenes Laercio.

Sía que non, non puede tenese total seguridá de la exactitú de la cita a partir solo de la considerancia de la forma escoyida pa citar.[40] Sicasí, cites que tienen por oxetu reproducir opiniones d'autores qu'escribieron en versu -Jenófanes, Parménides, Empédocles-son muncho más fiables: la forma métrica déxanos discernir el testu auténticu d'una glosa.[41]

Aspeutos históricos de la tresmisión de cites y anécdotes[editar | editar la fonte]

Les primeres noticies sobre pensadores presocráticos lléguennos por Aristófanes, Heródoto y por escritos hipocráticos, pero esti escritores del sieglu V a. C. tresmítennos esporádicamente datos bien escasos.[42] Recién nel sieglu IV a. C. tenemos noticies y referencies amplies y detallaes sobre delles figures. Les cites y testimonios siguen apaeciendo en diversos escritos de l'antigüedá tardida, n'escoyetes y hestories que dacuando tamién se perdieron, anque cuntaron con elles dellos autores de nuesa yera, tanto paganos como cristianos. Inclusive s'atoparon cites, perdíes hasta entós, n'autores del sieglu XII y XIII. Lo importante a tener en cuenta ye que nun ye l'antigüedá d'una cita lo que la fai más o menos fidedigna,[43] sinón la naturaleza de la obra onde apaez, el so estilu, la intención del autor, el so accesu a otres fontes, y otros detalles.

Amás de tener en cuenta les vicisitúes históricu-lliteraries de cada citador, la filoloxía moderna fixo estudios pormenorizaos sobre'l valor que cada autor tien como trasmisor, a partir d'inspecciones realizaes sobre les sos cites d'obres que sí nos llegaron –les obres de Homero, por casu–.

Valoración de fontes por autores[editar | editar la fonte]

Platón – S. IV a.C.[editar | editar la fonte]

Según Kirk y Raven, Platón ye desaxeradamente desdexáu en cites de too tipu,[44] la so actitú nun ye oxetiva, sinón humorística o irónica. Tocantes a los sos comentarios, son parciales o esaxeraos y non xuicios históricos moderaos.[45]

Eggers Lan y Juliá consideren que Platón cita de memoria –una memoria falible, fechu constatable a partir de les sos aburuyaes cites de Homero– inclusive por una cuestión de principiu. Siguiendo a Cherniss,[46] indiquen qu'en Fedro 274c hai una xustificación del usu de la memoria por sobre'l de les fontes escrites. Lo importante nun sería saber quién dixo tal cosa, o d'ónde yera, o cuándo lo dixo, sinón si yera verdá o non.[47] Otra manera, al rellatar anécdotes de pensadores anteriores nun tien la pretensión de tresmitir fechos hestóricos precisos, sinón más bien de componer una situación aparente pa los sos diálogos, entá incurriendo n'anacronismos.[48]

Aristóteles – S. IV a. C.[editar | editar la fonte]

El valor de Aristóteles, pa Kirk y Raven, nun mora na cantidá de les sos cites directes sinón nel "calter de recapitulador y críticu d'el pensadores anteriores".[49] Aristóteles realiza, ello ye que un exame de les opiniones de los filósofos nel primer llibru de la Metafísica.

Estes comentaristes siguen, como tamién lo faen Eggers Lan y Juliá, a Cherniss[50] na valoración de Aristóteles como citador: ésti ta ocupáu en construyir el so propiu sistema filosóficu, polo xeneral escueye solo cites que-y interesen pa tal fin, ensin respetar ordes cronolóxicos, ya inclusive llega a aburuyar les temes trataes o esponelos entemecíos coles sos reflexones sobre les implicaciones de tal doctrina nel so sistema. Esta actitú naz de la so concepción histórica: piensa que los pensamientos anteriores a él son una insopinada meyora escontra la verdá contenida na so propia doctrina.[51]

Teofrasto – finales del S. IV a. C.[editar | editar la fonte]

La principal fonte pa la conocencia de los filósofos presocráticos ye la obra de Teofrasto Opiniones físiques o Opiniones de los físicos.[52] Tradicionalmente considérase esta obra como l'esfuerzu de Teofrasto por collaborar na actividá enciclopédica de la escuela peripatética, actividá qu'incluyía una hestoria de la filosofía encamentada a él.[53] Hai duldes al respeutu: per una parte, sobre la mentada "actividá enciclopédica" de la escuela, por otra, al calter históricu de la obra de Teofrasto. Eggers Lan nun cree que Teofrasto sía una esceición ente'l pensadores antiguos, y ve en felicidá obra un ensayu más sistemáticu qu'hestóricu, sobremanera na forma espositiva: un diálogu onde entrugues de cuñu peripatéticu yeren respondíes polos pensadores anteriores a la escuela, entrugues que quiciabes nunca se formularon ellos mesmos.[54]

Seya como quier, paez probable que Teofrasto pudiera cuntar coles obres orixinales de la mayoría de los presocráticos, al redactar la so obra. Y anque la oxetividá del escritu foi cuestionada, otros estudiosos compararon los llugares onde Teofrasto cita'l Timeo platónicu, y la conclusión foi que procede con gran exactitú,[55] a pesar de qu'unes poques vegaes tiñe la esposición coles opiniones aristotéliques arramaes, por casu, nel de Caelo.[56]

Allanadas o non les dificultaes sobre la oxetividá o la dependencia del escritu respectu del pensamientu aristotélicu, el investigadores tuvieron qu'enfrentase a otru tipu de problemes, que pueden ser inclusive mayores que los conseñaos hasta agora: asocede que les physikôn doxôn tampoco se nos caltuvo. Les considerancies anteriores tán basaes nuna reconstrucción del últimu llibru de la obra de Teofrasto, tituláu de les Sensaciones, realizada por Hermann Diels[57] a partir de cites de Simplicio nel so comentariu al de Caelo de Aristóteles. Simplicio tampoco tuvo la obra orixinal nes sos manos, sinón un resume d'un tal Aecio, fechu a partir d'otru manual entemediu, llamáu por Diels Vetusta Placita, datáu nel S. I a. C.[58]

Entá con estes dificultaes, les physikôn doxôn siguen siendo consideraes de primera magnitú como fonte de cites de presocráticos, yá que foi, pa l'antigüedá tardida, la gran autoridá a la d'estrayer opiniones d'antiguos pensadores.[59] A partir de la obra de Diels de 1879, Doxographi Graeci, empezar a llamar "doxógrafos" a los trasmisores de cites dependientes de la obra de Teofrasto. D'ellos provienen la mayoría de los fragmentos consideraos auténticos de los presocráticos.

Los Doxógrafos[60][editar | editar la fonte]

Esquema de dependencies de les fontes doxográficas más relevantes.
  • Los Vetusta Placita: foi una compilación aniciada na escuela posidonia mientres el S. I a. C. Nel S. II d. C., Aecio –nome que nos ye tresmitíu por una referencia de Teodoreto- resumió dicha obra. Nin los Vetusta Placita nin el resume de Aecio caltuviéronse. Solo conocemos restos de la obra de Aecio nes cites de la Antoloxía de Estobeo y del Epítome de les opiniones físiques del Pseudo-Plutarco. A partir de la comparanza pormenorizada d'estes fontes, el testu de Aecio foi reconstruyíu, tamién por Diels.[61] Del Epítome del Pseudo-Plutarco dependen les cites de Aquiles Tacio y de Cirilo. Sicasí, Varrón y Cicerón pudieron cuntar directamente colos Vetusta Placita. Puede determinase qu'estes compilaciones y resumes fueron compuestos asonsañando la disposición del testu de Teofrasto physikôn doxôn: presentaben secciones determinaes por una tema, y nun estremáu les opiniones de dellos pensadores sobre'l mesmu.[62]
  • Les socesiones filosófiques: Soción d'Alexandría escribió escontra'l 200 a. C. una obra, primer de munches nel so xéneru, onde arrexuntaba a'l pensadores por escueles (ye quiciabes l'autor de la tradicional distinción, presente na so obra per primer vegada, de les escueles xónica y itálica) y rellacionaba a los diversos autores colos sos maestros y discípulos. D'estos escritos dependen dellos testimonios tresmitíos por Eusebio de Cesarea, Ireneo, Arnobio, Teodoreto y San Agustín
  • Cronógrafos: Eratóstenes escribiera una cronoloxía con feches d'artistes y escritores varios, y a mediaos del S. II a. C., Apolodoro d'Alexandría vieno enllenar ciertos vacíos de la so obra. Lamentablemente facer a partir de principios pocu convincentes, tales como considerar que'l maduror d'un filósofu llegába-y a los cuarenta años, y faía coincidir esta fecha cola de dalgún importante eventu históricu. Informáu de la obra de Soción y la so división n'escueles, incluyó socesiones na so obra, pero consideró arbitrariamente que siempres el maestru yera cuarenta años mayor qu'el so supuestu discípulu. Nun se caltién la obra de Apolodoro sinón en cites d'autores posteriores, como Diógenes Laercio y Simplicio.
  • Sestu Empíricu (S. II d. C.): el so adscripción a la escuela escéptica llevar a citar un númberu importante d'opiniones antigües sobre los sentíos y la conocencia.
  • Diógenes Laercio (S. III d. C.) y el so Vides, opiniones y sentencies de los filósofos más pernomaos: Comenenciudu más en biografíes presentaba tamién xuntes toles opiniones de cada filósofu, sumaes a anécdotes procedentes de biógrafos helenísticos, de bien dudosa veracidá. Contien, comoquier, cites pervalibles de Apolodoro. La so obra contién un compendiu de poco valor, y una esposición detallada, procedente d'una fonte menos discutible.
  • Les misceláneas del Pseudo-Plutarco: utiliza una fonte independiente de Aecio. Basar nos primeros llibros de la obra de Teofrasto, de conteníu cosmogónico.
  • Simplicio: a pesar de ser un autor tardíu (S. VI d. C.), ye una de les más importantes fontes pa la conocencia de cites directes de presocráticos. Nos sos comentarios a los llibros De Caelo y Física de Aristóteles, incluyó cites d'autores antiguos, más estenses de lo necesario, yá que según él, delles obres habíense vueltu difíciles de topar.

Compilaciones modernes de les cites de los presocráticos[editar | editar la fonte]

Estace der Vorsokratiker de Hermann Diels[editar | editar la fonte]

Artículu principal: Die Estace der Vorsokratiker
El filólogu alemán Hermann Diels (1848-1922).

En 1903, Hermann Diels, que yá escribiera la importante obra Doxographi Graeci,[63] publica la non menos trascendente compilación Estace der Vorsokratiker.

Ellí atópense editaos los testimonios biográficos, les interpretaciones antigües, les cites directes auténtiques y les cites d'imitaciones de más de cuatrocientos autores, ente los cualos non solo topar filósofos presocráticos en sentíu lliteral, sinón tamién poetes antiguos y sofistes y otru escritores posteriores a Sócrates que les sos obres nun se caltuvieron completes.

La intención del autor foi faer un manual con tol material disponible pal estudiu del empiezu de la filosofía griega.[64] Y a tal puntu llograr, qu'anguaño tolos estudios sobre los presocráticos utilicen, pa citar los fragmentos, l'orde de la so edición. Cada autor ocupa un capítulu numberáu. De la mesma, cada capítulu (non en toos respeta esta estructura) ta estremáu en: A. Testimonios alrodiu de la so vida y la so doctrina; B. Fragmentos consideraos testuales y auténticos del autor; y C. Imitaciones.

Pa citar un fragmentu orixinal, utilízase'l númberu del autor y la lletra B, más el númberu del fragmentu. Por casu, 28 B 7 ye'l fragmentu séptimu de les cites testuales de Parménides, tresmitida por Platón, Sofista 258d.

Pa citar un testimoniu sobre la vida d'un autor, utilízase'l númberu d'ésti y la lletra A col númberu del fragmentu: por casu, 22 A 1 correspuende a la primer cita de testimonios sobre Heráclito, que pertenez a les Vides de los filósofos pernomaos de Diógenes Laercio, llibru IX.

Usualmente utilízase, encabezando la cita, una indicación sobre la edición (Diels y Kranz = DK), ej. DK 22 A 1 ó DK 28 B 7.

Depués de la corrección y reedición de Walther Kranz, l'orde de los autores de la edición ye cronolóxicu. La seleición ta estremada en

A. Principios, onde s'atopen cites de

I. Poetes cosmólogos tempranos
1. Orfeo, 2. Muséu y 3. Epiménides;
II. Poetes astrólogos del sieglu sestu ::4.

Hesíodo, 5. Focu y 6. Cleostrato

III. Prosa cosmolóxica y gnómica temprana:
7. Ferécides de Siros, 8. Teágenes, 9. Acusilao y 10. Los Siete sabios de Grecia

B. Los fragmentos de filósofos del sieglu sestu y quintu y socesores directos, onde consten los siguientes autores:

11. Tales, 12. Anaximandro, 13. Anaxímenes, 14. Pitágoras, :15

– 20. Pitagóricos antiguos, 21. Jenófanes, 22. Heráclito, 23. Epicarmo, :24. Alcmeón, 25 – 27. Icos, Paros y Aminias, 28. Parménides, 29. Zenón, :30. Meliso, 31. Empédocles, 32 – 58. Autores menores y escuela pitagórica, :59.Anaxágoras, 60 – 67. Autores menores, 68. Demócrito, 69 – 78. Autores menores de Abdera;

C. Antigua Sofística, onde podemos destacar les cites de

80. Protágoras y 82. Gorgias

The Presocratic Philosophers de Kirk, Raven y Schofield[editar | editar la fonte]

En 1957, la Cambridge University Press publica un estudiu críticu con una seleición de testos de presocráticos, col títulu The Presocratic Philosophers. La obra ye un esfuerzu conxuntu de Geoffrey Stephen Kirk, que comenta la tradición xonia, los atomistes y Diógenes de Apolonia; y John Y. Raven, que redacta los estudios sobre la tradición itálica, Anaxágoras y Arquelao. Na segunda edición, de 1983, xunir a la xera Malcolm Schofield actualizando la bibliografía y redactando nuevamente los capítulos sobre los eléatas y los pitagóricos, y retocando otres secciones.[65]

La obra nun pretende ser, como la de Diels, un compendiu de toos el autores arcaicos, sinón una hestoria crítica. Tampoco contién tolos fragmentos referíos a'l autores trataos sinón solo una seleición, en griegu y con traducción al inglés, siguida d'amplios comentarios.

Depués d'un capítulu inicial (I) sobre'l precursores de la cosmogonía filosófica, onde s'ocupen en caracterizar la visión inocente que los griegos teníen del cosmos, les cosmogoníes órficas y "mistes", pasen a considerar a los presocráticos puramente dichos, en tres secciones. La primera, dedicada a'l pensadores xonios, contién estudios sobre (II) Tales, (III) Anaximandro, (IV) Anaxímenes, (V) Jenófanes y (VI) Heráclito. La segunda trata sobre la filosofía nel occidente griegu, con (VII) Pitágoras, (VIII) Parménides, (IX) Zenón, (X) Empédocles y (XI) Filolao y el pitagorismo del sieglu V. Una tercer sección dedicada a la "Respuesta xonia" considera los pensamientos de (XII) Anaxágoras, (XIII) Arquelao, (XIV) Meliso, (XV) Los atomistes y (XVI) Diógenes de Apolonia.

Esta obra cobra gran importancia pal mundu de fala hispánica a partir de la publicación d'una traducción española (de Jesús García Fernández) per parte de la Editorial Gredos, en 1970. Hasta 1978, cuando apaez la edición de Eggers Lan, foi la única obra que contenía un númberu eleváu de traducciones al español (de xacíu indirectes, a partir de les traducciones ingleses) de fragmentos de los presocráticos nel so conxuntu.

Los filósofos presocráticos de Eggers Lan[editar | editar la fonte]

La mesma Editorial Gredos publica en 1978 la primer edición de testos n'español (traducíos directamente del griegu) de los presocráticos, encargada a Conrado Eggers Lan, en tres tomos de la so colección Biblioteca Clásica Gredos (n.º 12, 13 y 14).

L'editor explícitamente espresar en contra d'incluyir poetes, anque sían cosmólogos, xuntu con filósofos presocráticos puramente dichos[66] y esclúin a otru pensadores conseñaos na edición de Diels (Epicarmo, Hipón, Arquelao, Eurito, Arquitas, Critias, Protágoras) por escarecer pa ellos d'importancia pa la hestoria de la filosofía.[67] La llista d'autores trataos ye, dempués de quitar la sección sobre los "Entamos" cosmogónicos y el autores mentaos, idéntica n'orde a la edición de Diels.

Eggers Lan nun estrema radicalmente los fragmentos que vienen de testimonios biográficos y comentarios (DK A) de les cites testuales (DK B), y presentar entemecíos y escoyíos según l'arreglu interpretativu de cada capítulu, nos qu'abonden títulos y secciones emponedores. Sicasí, a la fin del tratamientu de cada autor, presenten siguíes toles cites testuales consideraes auténtiques, y les apócrifes, nel orde de la edición DK.

Cronoloxía (640 a. C.370 a. C.)[editar | editar la fonte]

EasyTimeline 1.90


Timeline generation failed: 2 errors found
Line 19: BackgroundColors = canvas:canvas-chigre bars:canvas-chigre Legend

- Invalid attribute 'Legend' ignored.

 Specify attributes as 'name:value' pairs.



Line 19: BackgroundColors = canvas:canvas-chigre bars:canvas-chigre Legend

- BackgroundColors definition incomplete. No value specified for attribute 'Legend'.


Estudios críticos[editar | editar la fonte]

  • Barnes, Jonathan: Los presocráticos. Madrid, Cátedra, 1992. ISBN 84-376-1029-X
  • Cherniss, Harold F.: Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy. Nueva York, Octagon Books, 1983. ISBN 0-88254-836-0
  • Guthrie, W.K.C., Hestoria de la Filosofía Griega:
    • Vol. I: Los primeres presocráticos y los pitagóricos, Editorial Gredos: Madrid, 1999 [1ª edición, 3ª reimpresión]. ISBN 84-249-0949-6.
    • Vol. II: La tradición presocrática dende Parménides a Demócrito, Editorial Gredos, Madrid, 1994 [1ª edición, 3ª reimpresión]. ISBN 84-249-1032-X.
    • Vol. III: Sieglu V. Ilustración, Editorial Gredos: Madrid, 1994 [1ª edición, 2ª reimpresión]. ISBN 84-249-1268-3.
  • G. S. Kirk, J. Y. Raven y M. Schofield. The Presocratic Philosophers. A Critical History with a Selection of Text. S.L., Cambridge University Press, 1957, 1983. (Tr. española Los filósofos presocráticos. Hestoria crítica con seleición de testos. Traducción de Jesús García Fernández, Madrid, Editorial Gredos, 1970, 2ª edic. 1987 (Biblioteca Hispánica de Filosofía, 63). ISBN 84-249-1249-7)
  • Jean-Pierre Vernant: Mythe et pensée chez -yos grecs. Zetein, 1973. (Trad. esp. Mitu y pensamientu na Grecia antigua. Trad. J. D. López Bonillo. Barcelona, Ariel, 2007 (1ª ed. 5º reimpr.) ISBN 978-84-344-9702-4)

Ediciones de los fragmentos[editar | editar la fonte]

  • (1958) Doxographi Graeci, 3ª, Walter de Gruyer.

Traducciones[editar | editar la fonte]

  • Eggers Lan, Conrado (1978). Los filósofos presocráticos, 1ª 1, Gredos. ISBN 84-249-3511-X.
  • Corderu, Nestor Luis (1979). Los filósofos presocráticos, 1ª 2, Gredos. ISBN 84-249-3532-2.

Ver tamién[editar | editar la fonte]

Notes y referencies[editar | editar la fonte]

  1. Aristóteles, Metafísica, A, 983b20
  2. W. C. K. Guthrie, Hestoria de la filosofía griega, I, pp. 51 -52.
  3. Vernant, Mitu y pensamientu na Grecia antigua, VII, p. 334
  4. J. Burnet, Early greek philosophy, Londres, 1920
  5. Snell, Die Entdeckung deas Geistes. Studien zur Entstehung deas euroäischen Denkens bei dean Griechen, Hamburgo, 1955. V. Vernant, op. cit., VII, p. 334.
  6. Guthrie, op. cit. p. 46
  7. Guthrie, op. cit. p. 37-40
  8. Eggers Lan, op. cit. p. 17-19
  9. Eggers Lan, op cit. p. 22-23
  10. F. M. Cornford, From religion to philosophy. A Study in the origins of greek philosophical thought, Londres, 1912
  11. García Yebra. Metafísica de Aristóteles, p. 22
  12. F. M. Cornford, Principium Sapientiae. The origin of Greek philosophical thought. V. Vernant, Los oríxenes del pensamientu griegu, p. 82-85 y Mitu y pensamientu na Grecia antigua, p. 338
  13. Kirk, Raven y Schofield. Los filósofos presocráticos. Cap. 1, p. 24 – 117
  14. Eggers Lan, Los filósofos presocráticos, I, p. 10
  15. 15,0 15,1 Eggers Lan, op. cit. p. 11
  16. Kern. De Orphei Epimenidis Pherecydis theogoniis
  17. Rohde. Psyche. App. A, "The Great Orphic Theogony"
  18. Jaeger, La teoloxía de los primeros filósofos griegos, cap. IV, p. 61. Guthrie, Hestoria de la filosofía griega, I, p. 49
  19. O. Gigon. Der Ursprung, cap. I. y F. M. Cornford, Princ. Sap. Cap. II
  20. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos, p. 116
  21. P. M. Schul, Essai sur la formation de la pensée grecque. Introduction historique de la philosophie platonicienne, París, 1949. p. 151–175
  22. B. Farrington, Ciencia y filosofía na antigüedá, Ed. Ariel, Barcelona 1974, p. 30.
  23. G. Thompson, Studies in ancient Greek society, vol II, The first philosophers, Londres, 1955.
  24. Vernant, Mitu y pensamientu na Grecia antigua, p.334 -340
  25. Sicasí, Gálvez, R., " 'Y una diosa recibióme' al volver nel mio camín pol relatu de Parménides", Nova Tellus 29-2, 2011, p. 29, rebate esta última afirmación.
  26. Vernant, op. cit. pp. 341 – 364
  27. Comoquier, el términu "presocráticu", fuera usáu enantes, como en Platu and the Other Companions of Sokrates (1865) de George Grote.
  28. Guthrie, Hestoria de la filosofía griega, II, p. 353
  29. Eggers Lan, Los filósofos presocráticos, I, p. 12ss
  30. Kirk, G. S., Raven, J. Y. y Schofield, M., Los filósofos presocráticos, p. 20.
  31. Kirk, Raven y Schofield, op. cit., p. 155; Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos. pp. 59-60.
  32. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 313; Eggers Lan y Juliá, op. cit. p. 145ss
  33. Jámblico, de Vita Pythagorica liber, XXXVI 267
  34. DK, prefaciu a la 1ª ed.
  35. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 118
  36. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 492
  37. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 311-312
  38. Berenguer Amenós, Gramática Griega, 346
  39. Berenguer Amenós, Gramática Griega, 344 y 345
  40. Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos p. 26
  41. Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos p. 27-28
  42. Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos, p. 24
  43. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos, p. 15
  44. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos p. 15
  45. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos p. 18
  46. H. F. Cherniss, "The History of Escurres and Ancient Greek Philosophy", en: Estudios d'Hestoria de la Filosofía n'homenaxe al Profesor Rodolfo Mondolfo Tucumán, 1957, pp. 93-144
  47. Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos p. 24 y 30-31
  48. Eggers Lan y Juliá, Los folósofos presocráticos p. 25
  49. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos p. 16.
  50. H. F. Cherniss, Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy, 1935
  51. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 18. Eggers Lan y Juliá, op. cit. p. 28-30
  52. El nome en griegu ye physikôn doxôn, la forma de la palabra "physikôn", un xenitivu plural, pue ser traducida como modificador indirectu con calter posesivu ("opiniones de los físicos") o como axetivu que modifica al sustantivu de manera directa ("opiniones físiques").
  53. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 18 - 19
  54. Eggers Lan, op. cit. p. 33-36.
  55. Kahn, Anaximander, p. 21; G. M. Stratton, Theophrastus and the Greek Physiological Psychology before Aristotle, Londres-Nueva York, 1917.
  56. J. B. McDiarmid, "Platu in Theophrastus de Sensibus", Phronesis 4, 1949, pp. 59-70
  57. H. Diels. Doxographi Graeci, 1879, reed. 1958, p. 473 – 527.
  58. Kirk, Raven y Schofield, Los filósofos presocráticos. p. 21, Eggers Lan y Juliá, Los filósofos presocráticos p. 27
  59. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 19
  60. Pa esta sección usóse la nota introductoria: Les fontes de la filosofía presocrática de la obra de Kirk, Raven y Schofield, los filósofos presocráticos, pp. 15 – 23 y la segunda parte de la introducción xeneral, El problema de los escritos de filósofos presocráticos, de la edición de Gredos de los presocráticos al cargu de Eggers Lan, pp. 23 – 38, teniendo a la vista amás la obra de Diels Doxographi Graeci, 3º ed. 1958
  61. H. Diels, Doxographi Graeci p. 267 – 444.
  62. Kirk, Raven y Schofield, op. cit. p. 19-21.
  63. Esta obra ye un finxu imprescindible pa cualquier estudiu sobre la valoración de fontes de los presocráticos.
  64. H. Diels, Die Estace der Vorsokratiker, Prefaciu a la primer edición de 1903.
  65. Kirk, Raven y Schofield, op. cit., Prefacios a la 1ª y 2ª edición.
  66. Eggers Lan, op. cit. p. 9
  67. Eggers Lan, op. cit. p. 12

Enllaces esternos[editar | editar la fonte]

  • Dellos fragmentos en testu billingüe griegu - español, con introducción, biografíes y otres indicaciones n'español, nel sitio Filosofía.
  • Hermann Alexander Diels: Fragmentos de los presocráticos (Die Estace der Vorsokratiker). La primer edición facer en 1903 en Berlín, y foi dirixida por el mesmu Diels. A partir de la 5ª, sustituyiría a Diels Walther Kranz.
    • Testos griegos, y dalgunos llatinos, con introducción y comentarios en alemán: 1ª ed., de 1903, en facsímil electrónicu en Internet Archive.
    • Testu de la 2ª ed., de 1906, na so mayoría en griegu, con delles traducciones al francés y con índiz electrónicu nesi idioma, nel sitio de Philippe Remacle (1944 - 2011).


Filosofía presocrática