Corrupción política

De Wikipedia
Saltar a navegación Saltar a la gueta

La corrupción política referir al mal usu del poder públicu pa consiguir una ventaya ilexítima xeneralmente de forma secreta y privada. El términu opuestu a corrupción política ye tresparencia. Por esta razón puede falase del nivel de corrupción o de tresparencia d'un Estáu lexítimu.[1] El Profesor Hernández Gómez, José R. na so obra Estáu y Corrupción señala que la Corrupción ye cualquier actu esviáu, de cualquier naturaleza, con fines económicos o non, causada pola aición o omisión a los deberes Institucionales, de quien tenía de procurar la realización de los fines de l'Alministración y que nel so llugar, torgar, retarda o enzanca.[2]

Les formes de corrupción varien, pero les más comunes son l'usu ilexítimu d'información privilexada y el patrociniu; amás de los sobornos, el tráficu d'influencies, les extorsión, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismu, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismu, la impunidá, y el despotismu. La corrupción facilita de cutiu otru tipu de fechos criminales como'l narcotráficu, el llaváu de dineru, y la prostitución illegal, anque a éstes nun s'acuta a estos crímenes entamaos, y non siempres sofita o protexe otros crímenes.

Fundamentos[editar | editar la fonte]

Sayed y Bruce (1998) definen la corrupción como «el mal usu o l'abusu del poder públicu pa beneficiu personal y priváu», entendiendo qu'esti fenómenu nun se llinda a los funcionarios públicos. Tamién se define como'l "conxuntu d'actitúes y actividaes por aciu les cualos una persona transgrede compromisos adquiríos consigo mesmu, utilizando los privilexos daos, esos alcuerdos tomaos, coles mires de llograr un beneficiu ayenu al bien común". Polo xeneral apuntar a los gobernantes o los funcionarios escoyíos o nomaos, que se dediquen a aprovechar los recursos del Estáu para d'una o otra forma arriquecese o beneficiar a parientes o amigos.

El conceutu de corrupción difier dependiendo del país o la xurisdicción. Lo cierto ye que delles práutiques polítiques pueden ser llegales nun llugar ya illegales n'otros. En dellos países, la policía y los fiscales tienen de caltener la discreción sobre a quien arresten y acusen, y la llinia ente discreción y corrupción puede ser malo de dibuxar. Los países en que la tresparencia de les cuentes públiques, alquisiciones, concesiones y similares seya amenorgada o inclusive inesistente van tar más espuestos a estes aiciones, pero si amás los medios d'información nun son tresparentes al informar a los ciudadanos o se ven coartaos na posibilidá de faelo o a cencielles manipoliaos, el procesu de corrupción va ser más complicáu de erradicar y xulgar.

Siguiendo a Max Weber, puede dicise que la gran diferencia ente l'exerciciu del poder pol Antiguu Réxime y el mundu democráticu, ye que nel Antiguu réxime esi exerciciu yera marcadamente patrimonialista. Sicasí, nos réximes democráticos, al recayer la soberanía nel pueblu, l'exerciciu del poder tien que responder ante la nación.[3] Per otru llau resulten útiles les aseveraciones de Theobald, quien, amás de definir la corrupción como «l'usu illegal del oficiu públicu pal beneficiu personal», albidra que nel mundu preindustrial les dependencies personales dieron pasu —nel mundu industrial— a la codificación formal de les organizaciones sociales buscando la eficiencia. Sicasí, los llazos familiares o d'amistá entá perduren con más presencia conforme baxar na pirámide burocrática. Los países desenvueltos tamién presenten corrupción, pero ésta tiende a frenase cuando se dan aumentos estraordinarios na cantidá y la calidá de los medios de producción, y tamién si diera una economía internacional basada nun sistema estable d'intercambiu de valores, bienes y servicios.[4]

Tipos[editar | editar la fonte]

Mujica reconoz dos tipos de corrupción:

  • La gran corrupción: que xenera la rocea nes autoridaes centrales, malva'l funcionamientu del aparatu estatal, y esvia recursos.
  • La pequeña corrupción: que tiende a movilizar pequeños montos de recursos económicos o otros bienes, y que s'alluga nel escenariu procedimental d'atención al ciudadanu.

Dinámica[editar | editar la fonte]

Ana María Arjona[5] manifiesta qu'aquel autores que "estudien el fenómenu dende la teoría económica" enfoquen la corrupción nun escenariu de casos aisllaos de los demás, insuficiente pal casu de grupos entamaos.

Pela so parte Michael Johnston,[6] según los procesos qu'esperimenten los actores corruptos, identifica cuatro tipos de corrupción: (A) corrupción de mercáu (práutiques corruptes que se dan nos intercambios de bienes y servicios); (B) redes de patronalgu y maquinaries (práutiques rutinaries que tán en poques manes); (C) favoritismu (disposición d'un pequeñu grupu d'intercambios escepcionales); (D) corrupción crítica (onde hai un gran númberu de persones n'intercambios estraordinarios).

Causes[editar | editar la fonte]

Les causes pueden ser endóxenes (internes) o exóxenes (esternes):[7][8]

  • Ente les munches causes endóxenes (les que tienen que ver col individuu) podemos enlistar les siguientes:
    • Falta d'una conciencia social.
    • Falta d'educación o d'una cultura del compromisu.
    • Paradigmes aburuyaos y negativos.
    • Personalidaes antisociales y megalomanía.
    • Perceición sesgada del grau de corrupción presente.
    • Infravaloración de la posibilidá de ser descubiertu.
  • Como elementos exóxenos de la corrupción (los que dependen de la sociedá), tenemos:
    • Impunidá efectiva nos actos de corrupción.
    • Corporativismu partidista.
    • Modelos sociales que tresmiten una falta de valores, realizando una carencía d'estos.
    • Escesivu poder discrecional del funcionariu públicu.
    • Concentración de poderes y de decisión en ciertes actividaes del gobiernu.
    • Discrecionalidad y escasez de decisiones colexaes.
    • Sobornu internacional.
    • Control económicu o llegal sobre los medios de comunicación que torguen esponer a la lluz público los casos de corrupción.
    • Salarios demasiáu baxos.
    • Falta de tresparencia na información tocante al usu de los fondos públicos y de los procesos de decisión.
    • Poca eficiencia de l'alministración pública.
    • Estrema complexidá del sistema.

Una clasificación de les causes de la corrupción aconceyada por Arjona d'apurrir d'autores como Cagliani, Rose-Ackerman y Johnston identifica tres tipos: económicos, políticu-institucionales y culturales

Efectos[editar | editar la fonte]

Podcast sobre corrupción en Méxicu por Shot Informativu, Tec de Monterrey

Efectos económicos[editar | editar la fonte]

La corrupción[9] mina'l desenvolvimientu económicu yá que xenera ineficiencia y aburuyes considerables. Nel sector priváu, la corrupción amonta'l costu de los negocios y actividaes empresariales yá que a ésti hai que sumar el preciu de los mesmos desembolsos ilícitos, el costu del manexu de les negociaciones colos cargos públicos, y el riesgu d'incumplimientu de los alcuerdos o de detección. Anque hai quien argumenta que la corrupción amenorga los costos al sortear una posible burocracia escesiva, la disponibilidad de sobornos puede inducir tamién a los cargos públicos a inventar nueves regles y retrasos. Esaniciar abiertamente les regulaciones costosu y enllargar ye meyor que dexar encubiertamente que sían sorteaes utilizando sobornos. Ellí onde la corrupción enche'l costu de los negocios, tamién aburuya'l terrén de xuegu, blindando a les empreses con conexones frente a les competidores, sofitando, arriendes d'ello, a empreses ineficientes.

La corrupción tamién xenera aburuyes nel sector públicu al esviase inversiones públiques a proyeutos de capital nos que los sobornos y taragañaes son más abondoses. Los funcionarios pueden amontar la complexidá de los proyeutos del sector públicu pa despintar o allanar el camín pa tales tratos, aburuyando d'esta miente inda más la inversión. La corrupción tamién fai baxar el cumplimientu de les regulaciones rellacionaes cola construcción, el mediu ambiente o otres, amenorga la calidá de los servicios ya infraestructura gubernamentales y amonta les presiones presupuestaries sobre'l gobiernu.

Economistes argumenten qu'unu de los factores que tán detrás de les diferencies de desenvolvimientu económicu ente África y Asia ye que nel primeru, la corrupción tomó primariamente la forma d'espoliu (n'inglés: "rent extraction"), cola resultancia de que'l capital financieru llográu ye movíu fora del país, en llugar de ser invertíu nel mesmu (d'ende la imaxe estereotipada, frecuentemente esacta, de los dictadores africanos teniendo cuentes en bancos suizos). En Nixeria, por casu, más de 400.000 millones de dólares fueron robaos de l'ayalga polos líderes nixerianos ente 1960 y 1999.[10] Investigadores de la Universidá de Massachusetts envaloraron qu'ente 1970 y 1996, el fuximientu de capitales de 30 países subsaharianos entepasó los 187.000 millones de dólares, superando les deldes esternes d'aquelles naciones.[11] Les resultaos, espresaos en retrasos o detenciones del desenvolvimientu fueron modelaos en teoría pol economista Mancur Olson. Nel casu d'África, unu de los factores contribuyentes a esta conducta foi la inestabilidá política, y el fechu de que los nuevos gobiernos frecuentemente confiscaron los activos llograos corruptamente polos gobiernos anteriores. Esto animaba a los cargos públicos a esconder la so riqueza fora del país, llueñe del algame de posibles espropiaciones futures. En contraste, el alministradores asiáticos, como'l "nuevu orde" de Suharto, frecuentemente tomaben una parte de les transaiciones de negocios o bien apurrieron condiciones pal desenvolvimientu, al traviés d'inversiones n'infraestructures, llei y orde, etc.[12]

Efectos medioambientales y sociales[editar | editar la fonte]

La corrupción facilita la destrucción medioambiental. Los países corruptos pueden tener formalmente una llexislación destinada a protexer l'ambiente, pero nun puede ser executada si los encargaos de que se cumpla son fácilmente sobornaos. Lo mesmo puede aplicase pa los derechos sociales, la proteición llaboral, la sindicación y la prevención del trabayu infantil. La violación d'estos derechos llegales dexa a los países corruptos ganar una ventaya económica ilexítima nos mercaos internacionales.

L'economista y ganador del Premiu Nobel Amartya Sen reparó que "Nun esiste nada que pueda llamase problema apolíticu d'alimentos". Magar la seca y otros eventos naturales pueden desencadenar condiciones de fame, ye l'aición o inaición del gobiernu lo que determina la so severidá, y frecuente, inclusive, si la fame va llegar o non a producise. Los gobiernos con fuertes enclinos a la cleptocracia pueden socavar la seguridá alimentaria, inclusive cuando les colleches son bones. Los cargos públicos frecuentemente roben les propiedaes del estáu. En Bihar, India, más del 80% de l'ayuda alimentaria subsidiaria a los probes ye robada por cargos públicos corruptos.[13] De forma similar, l'ayuda alimentaria ye frecuentemente robada a punta de pistola por gobernantes, criminales, señores de la guerra y similares, y vendida pa llograr un beneficiu. El sieglu 20 abonda n'exemplos de gobiernos que minen la seguridá alimentaria de les sos propies naciones, dacuando intencionadamente.[14][15][16]

Según el documentu Índiz de Perceición de la Corrupción 2011, de Tresparencia Internacional, «más de dos tercios de los [183 países y territorios] clasificaos llograron una puntuación inferior a 5», onde 0 ye «por demás corruptu» y 10, «bien tresparente». En 2009, l'informe añal decia: “Resulta evidente que nenguna rexón del mundu ta exenta de los peligros de la corrupción».

La corrupción puede tener consecuencies desastroses. La revista Time informó: «la corrupción y la neglixencia» fueron responsables —a lo menos en parte— de la elevadísima cifra de muertes causaes pol xigantescu terremotu qu'afaró Haití en 2010. La revista añedía: «Pa construyir edificios cuasi nunca se recurre a inxenieros profesionales; a cencielles sobornar a los inspectores del gobiernu».

Efectos políticos[editar | editar la fonte]

La corrupción produz rocea nos partíos políticos, nos dirixentes políticos y na mayor parte d'instituciones públiques. Conduz a muncha xente a adoptar estratexes menos cooperatives y fomenta la deserción al envís de nun ser esplotáu por persones pertenecientes a redes corruptes. De resultes de lo anterior, en munchos países, xenera astención y perda del interés pola política, por periodos enllargaos. Eso sí, dacuando, apaecen movimientos de protesta que traten de confrontarse col poder político, y xeneren inestabilidá política y subsiguientemente represión política o policial.

Efectos na ayuda humanitaria[editar | editar la fonte]

Ta n'aumentu la escala de l'ayuda humanitaria a les rexones probes ya inestables del mundu, pero ye bien vulnerable a la corrupción, siendo l'ayuda alimentaria, a la construcción y otres ayudes pervalibles, les que tán sometíes a mayor riesgu. L'ayuda alimentaria pue ser esviada del so destín intencional direuta y físicamente, o indirectamente al traviés de la manipulación de les evaluaciones de necesidaes, rexistru y distribución, pa favorecer a ciertos grupos o individuos. De la mesma, na construcción y acoyida hai numberoses oportunidaes d'esviación y beneficiu al traviés d'una execución calidable inferior, taragañaes o contratos y favoritismos na provisión de material d'acoyida fayadizu. Por ello, anque les axencies d'ayuda humanitaria traten de compensar la esviación de l'ayuda incluyendo un escesu de la mesma, los recipientes, pela so parte, tán sobremanera esmolecíos pola so esclusión. L'accesu a l'ayuda puede terminar quedando llindáu a aquellos con conexones, a aquellos que paguen sobornos o que son forzaos a apurrir favores sexuales. De la mesma, quien son capaces de faer esto, pueden manipoliar les estadístiques pa encher el númberu de beneficiarios y tresvasar l'ayuda adicional.

Otres árees[editar | editar la fonte]

La corrupción nun ye específica de los países probes o ricos, de países en desenvolvimientu o en transición. La forma preferida de corrupción varia d'un país a otru, y apréciase qu'en países más tresparentes y democráticos adopta formes más sutiles y complexes, al esistir un escrutiniu públicu mayor. Per otra parte en países ensin prensa, nin eleiciones llibres la corrupción puede tomar formes más burdas. Nos países del oeste d'Europa hubo casos de sobornos y otres formes de corrupción en tolos campos posibles: por casu, desembolsos "debaxo de la mesa" efectuaos a ciruxanos reputaos por pacientes col enfotu de que se -yos alantre la so posición nes llistes d'espera, sobornos pagos por suministradores a la industria del automóvil por que se incluyan conectores de baxa calidá por casu n'equipamientos de seguridá, como airbags, sobornos pagos por suministradores de desfibriladores, (pa vender condensadores llétricos d'escasa capacidá), contribuciones pagues por parientes ricos al "fondu social y cultural" d'una universidá prestixosa en cuenta de l'aceptación de los sos fíos como alumnos, sobornos pagos pa llograr diplomes, ventayes financieres y d'otru tipu ufiertaes a los miembros del comité executivu d'un fabricante d'automóviles en cuenta de posiciones favorables a emplegaos y votos, etc … Estes variaes manifestaciones de corrupción pueden n'última instancia suponer un peligru pa la salú pública o pueden producir descreitu en ciertes instituciones esenciales o rellaciones sociales.

La corrupción tamién puede afectar a los distintos componentes de les actividaes deportives (árbitros, xugadores, personal médico y de llaboratoriu implicáu nos controles anti-doping, miembros de la federación deportiva nacional y comités internacionales encargaos de la decisión sobre la situación de los contratos o llugares de competición).

Tamién hubo procesos xudiciales contra (miembros de) distintos tipos d'organizaciones ensin ánimu d'arriquecimientu y ONG, según organizaciones relixoses.

N'última instancia, la distinción ente la corrupción del sector público y privao dacuando paez un tanto artificial, y les iniciatives nacionales anti-corrupción pueden precisar evitar les llagunes xurídicu y llegal na cobertoria de los preseos.

Niveles de corrupción y tresparencia[editar | editar la fonte]

{{VT|Índiz de Perceición de Corrupción Unu de los organismos internacionales que monitoriza el nivel de corrupción y tresparencia en 180 estaos del mundu ye Tresparencia Internacional, con sede en Berlín, que presenta un informe añal de tolos países y da-yos una puntuación de 1,0 a 10,0. Acordies con l'informe de 2009, el país col más altu nivel de tresparencia del mundu y qu'ocupaba el primer puestu con una puntuación de 9,4 yera Dinamarca y a la fecha caltener nel puestu númberu unu. Per otru llau, l'estáu col nivel de tresparencia política más baxu del mundu y qu'ocupaba el puestu 180 yera Somalia, con 1,1.[17][18][19]

Factores que favorecen o qu'enzanquen la corrupción[editar | editar la fonte]

Naturalmente son munchos los factores qu'inciden sobre los niveles de corrupción, dalgunos facilitándola y otros enzancándola.

Ye obviu que si a nivel institucional y na xusticia tiense una posición firme y atenta respectu de los distintos tipos de corrupción, ella va tener enclín a menguar, y a la inversa si da'l casu contrariu.[20] De toes formes, la represión y la sanción en rellación a los actos de corrupción tienen d'esistir y fortalecese cada vez más, pero tamién tienen les sos llendes. El narcotráficu por casu según ciertos sectores corruptos enquistados na política, lleguen a tener tantu poder y a exercer tanta presión, que difícilmente llogren ser combatíos.[21][22]

La clave para en dalguna midida frenar la corrupción posiblemente atópese nel fortalecimientu del texíu social-institucional. Nesti sentíu la educación en valores puede aportar a unu de les pilastres, según procedimientos menos abiertos y más tresparentes en rellación al manexu del dineru y a la implementación de les transaiciones financieres, incluyendo por cierto l'usu del llamáu dineru telemático o dineru dixital, esto ye l'usu d'especies dinerarias electróniques y nominatives, ensin base material anónima, y que dexe'l cómodu siguimientu de llargues cadenes de transaiciones.[23][24][25][26]

Llucha contra la corrupción[editar | editar la fonte]

Esisten entidaes nacionales ya internacionales, oficiales y privaes, cola misión de supervisar el nivel de corrupción alministrativa internacional, como ye'l casu de la Organización de les Naciones Xuníes (ONX), la Organización de los Estaos Americanos (OEA), y Tresparencia Internacional. Amás, la corrupción nun ye namái responsabilidá del sector oficial, del Estáu o del Gobiernu de vez, sinón qu'inclúi bien especialmente al sector priváu, y nesi casu puede falase de corrupción empresarial o de tráficu d'influencies ente'l sector priváu y el públicu. En munchos países, como nos de Llatinoamérica, dichu sector tien una gran influencia estatal y polo tanto'l nivel de corrupción presente nesos países tien enforma que ver cola manera na que se porta'l sector priváu en xunto colos sistemes políticos.

La llucha contra la corrupción implica dos enfoques complementarios: unu concentráu nel combate frente a los actos realizaos y otru concentráu n'aiciones preventives. Ente les aiciones preventives pueden nomase la tresparencia de les instituciones ante l'usu de recursos públicos, mayor independencia de los medios de comunicación y la revisión llegal de les normes que se rellación col poder xudicial pa llograr una mayor independencia del poder executivu y llexislativu. Si'l poder lexislativo y executivu son controlaos por ciertos partíos corruptos, estos pueden modificar la situación llexislativa entorpeciendo los llabores xudiciales o inclusive convirtiéndoles en daqué inocuo. En ciertes dómines históriques, l'apaición de manifiestos, figures intelectuales o nuevos partíos políticos provoquen el cambéu necesariu na llexislación necesarios por qu'actos d'esta índole nun asocedan.

Corrupción por países[editar | editar la fonte]

América del Norte *[[Corrupción

en Méxicu]]

América del Sur
Europa

Ver tamién[editar | editar la fonte]

Referencies[editar | editar la fonte]

  1. «-y clientélisme en question.» xunu de 2005. «Tutorial» propuestu pol periódicu -y Ravi.
  2. Hernández Gómez, José Ricardo. (2016). Estáu y Corrupción. Editorial Ariadna.
  3. Alvar Ezquerra, Alfredo: El Duque de Lerma, corrupción y desmoralización na España del sieglu XVII, La esfera de los llibros S. L., Madrid, 2010, páxs.32-33.
  4. Alvar Ezquerra, Alfredo: El Duque de Lerma, corrupción y desmoralización na España del sieglu XVII, La esfera de los llibros S. L., Madrid, 2010, páx. 38.
  5. Ana María Arjona Trujillo, La corrupción política: una revisión de la lliteratura, sitiu dixital 'Universidad Carlos III de Madrid' (documentu pdf), xunetu de 2002.
  6. Michael Johnston, “The political consequences of corruption”, Comparative Politics, vol. 18 n° 4, xunetu de 1986, pp. 459-477.
  7. Forum-Taller La Corrupción.
  8. Boris Begovic, Corrupción: conceutos, tipos, causes y consecuencies.
  9. La corrupción y los sos efectos na sociedá, economía y poder políticu.
  10. «Nixeria's corruption busters». Unodc.org.
  11. «When the money goes west». New Statesman (14 de marzu de 2005).
  12. Enrique Ghersi, Ecocomía de la corrupción.
  13. Will Growth Slow Corruption In India?. Forbes. http://www.forbes.com/2007/08/15/wipro-tata-corruption-ent-law-cx_kw_0814whartonindia.html. 
  14. Sheeter, Laura (24 de payares de 2007). Ukraine remembers famine horror. BBC News. http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/7111296.stm. 
  15. Grecia: Mines d'Oru y corrupción con tráxiques consecuencies medioambientales.
  16. Nathan Frandino, humanitaria-y-el-cliche-mediatico Corresponsal n'Haití detalla corrupción de l'ayuda humanitaria y el clixé mediáticu en llibru sobre terremotu, 7 de febreru de 2013.
  17. Tresparencia Internacional publica'l Indice de corrupción por países 2012.
  18. Tresparencia Internacional publica la llista 2011 de los países más corruptos.
  19. Índiz de Perceición de la Corrupción 2009 de Transparency International.
  20. Presenten estratexes pa fortalecer llucha contra la corrupción y el narcotráficu (Paraguay), 15 de febreru de 2012.
  21. Javier A. Zaragoza Aguado, Jesús Antonio Bejarano, Narcotráficu, política y corrupción, Editorial Temis, 1997, ISBN 958-35-0141-7 y 9789583501418.
  22. Narcotráficu y corrupción política, La Nación Dixital, 21 d'agostu de 2008.
  23. Abolición del Dineru Anónimo por aciu la "Moneda Telemática Nominativa Comuñal" o "Factura Cheque Telemática": Transversalidad económica, síntesis del "Socialiberalismo o Capitalismu Comuñal", payares 2007.
  24. ¿Qué ye la moneda telemática?
  25. Declaración 1.0 del Barcelona Consensus: Compromisu per un mundu habitable pa toos as (versión en castellán), mayu 2011.
  26. Sitiu oficial del "Barcelona Consensus".

Bibliografía[editar | editar la fonte]

Enllaces esternos[editar | editar la fonte]


Corrupción política