Declaración de los Derechos del Home y del Ciudadanu

De Uiquipedia
Saltar a: navegación, buscar

La Declaración de los Derechos del Home y del Ciudadanu foi una declaración d'entamos de la Asamblea Constituyente francesa, realizada'l 26 d'agostu de 1789, que foi'l prefaciu a la Constitución de 1791.

Basábase na teoría de la voluntá xeneral de Rousseau y na dixebra de poderes de Montesquieu asina como nos derechos naturales que defendíen los enciclopedistes.

Preséntase en 17 artículos y dende l'escomienzu foi enforma criticáu y sobre manera polos movimientos feministes de mediaos del sieglu XIX, qu'al traviés de la Declaración de Seneca Falls intenten entamar una Declaración destinada pa les muyeres.

Testu de la Declaración[editar | editar la fonte]

Declaración de los Drechos del Home

Los representantes del pueblu francés, costituyíos en Conceyu Nacional, cuidando que la inorancia, l’esqueizu, ou’l despreciu de los Dreitos del Home son las únicas causas de las desgracias públicas y de la corrución de los gobernante, resuelven esponere, nuna declaración solemne, los dreitos naturales, inalienables y sagraos del home, pa qu’esta declaración tea presente costantemente en tolos miembros del cuerpo social y recuérde-ys los sous dreitos y los sous deberes; pa que los autos del poder lexislativu y executivu, al podere ser comparaos en cualaquier momentu cola finalidá de toda istitución política, seyan más respetaos; pa que las reclamaciones de los ciudadanos, fundadas n’alantre en principios simples y indiscutibles, contribuya siempres al caltenimientu de la Costitución y el bienestare de toos.

Poro, el Conceyu Nacional reconoz y declara en presencia y so los auspicios del Ser Supremu los vinientes Dreitos del Home y del Ciudadanu.

  • Artículu 1u - Los homes nacen y permanecen llibres y iguales en dreitos. Las diferencias sociales nun pueden tenere outru fundamentu que la utilidá común.
  • Artículu 2u - La final de toda asociación política ye’l caltenimientu de los dreitos naturales y imprescriptibles del home. Estos dreitos son la llibertá, la propiedá, la seguridá y la resistencia a la opresión.
  • Artículu 3u - El principiu de toda soberanía reside esencialmente na Nación. Ningún muerganismu nin individu puede exercere una autoridá que nun xurda espresamente d’ella.
  • Artículu 4u - La llibertá consiste en poder facere tou aqueillu que nun perxudique a los outros. Asina pues, l’exerciciu de los dreitos naturales de cá home nun tien outra llende qu’aquella que garantiz l’exerciciu d’iguales dreitos al restu de los miembros de la sociedá. Namái la llei puede entamare estas llimitaciones.
  • Artículu 5u - La lleis namái puede prohibire las aiciones perjudiciales pa la sociedá. Tolo que nun tea prohibíu pola llei nun puede ser torgáu y naide ta obligáu a facere lo que la llei nun ordena.
  • Artículu 6u - La llei ye la espresión de la voluntá xeneral. Tolos ciudadanos tienen dreitu a participare na súa ellaboración, personalmente ou a traviés de los sous representantes. La llei debe ser igual pa toos, tanto pa protexere como pa castigare. Dao que tolos ciudadanos son iguales ente la llei, cá cual puede aspirare a tolas dinidaes, puestos y cargos públicosm según la súa capacidá y ensin más distinción que la de las súas vertúes y talentos.
  • Artículu 7u - Naide puede ser acusáu, detenía nin encarceráu sacante nos casos determinaos pola llei y d’alcuerdu a las formas por ella prescritas. Seirán castigaos quien solicite, execute ou faga executare órdenes arbitrarias. Tou ciudadanu convocáu ou requeríu en vertú de la llei debe obedecere nel intre; de nun facelu, seiría culpable de resisitire a la llei.
  • Artículu 8u – La llei nun debe entamare más penas que las estritas y evidentemente necesarias, y nadie puede ser castigáu si nun ye en vertú d’una llei entamada y promulgada con anterioridá al delito, y aplicada llegalmente.
  • Artículu 9u – Tou home seirá consideráu inocente dica declarese-y culpable. Si se xulga indispensable detenelu, la llei reprimirá severamente tou rigore que nun resultara necesariu p’asegurare’l sou arrestu.
  • Artículu 10u – Naide debe ser perseguíu polas súas opiniones, inclusive relixosas, na midida en que las súas manifestaciones nun alteren l’orde públicu establecíu pola llei.
  • Artículu 11u – La llibre comunicación de pensamientos y opiniones ye ún de los dreitos de más valire l’home. Poro, tou ciudadanu puede falare, escribire y imprentare llibremente, faciéndose responsable de los abusos d’esa llibertá nos casos previstos pola llei.
  • Artículu 12u – Pa garantizare los dreitos del home y del ciudadanu ye necesaria la fuerza pública. Poro, istitúyese esta fuerza en beneficiu de toos y non pa la utilidá particulare d’aquel a quién se la enfota.
  • Artículu 13u – Pa caltenere esta fuerza pública y pa los gastos d’alministración, ye indispensable entamare una contribución común que debe distribuise equitativamente pente los ciudadanos, d’alcuerdu a las súas posibilidaes.
  • Artículu 14u – Los ciudadanos tienen dreitu a verificare por si mesmos ou a traviés de los sous representantes la necesidá de la contribución pública, de consentila llibremente, de controlare’l sou emplegu y determinare las cuotas, la base tributaria, la recaudación y la duración de la dita contribución.
  • Artículu 15u – La sociedá tien dreitu a desixire a tou axente públicu que-y rinda cuntas de las súa alministración.
  • Artículu 16u – La sociedá u nun tean garantizáos los dreitos nin tea establecida la separación de los poderes, carez de Costitución.
  • Artículu 17u – La propiedá ye un dreitu inviolable y sagráu del que naide puede ser priváu, sacante si la necesidá pública, llegalmente establecida, desíxelu claramente y cola condición d’una xusta y previa indemnización.