Gumersindo Laverde y Ruiz

De Wikipedia
Saltar a navegación Saltar a la gueta
Gumersindo Laverde y Ruiz
Gumersindo Laverde.png
Vida
Nome completu Gumersindo Laverde Ruiz
Nacimientu Estrada (Cantabria) Traducir5  d'abril de 1835
Nacionalidá Bandera d'España España
Fallecimientu

Santiago de Compostela12  d'ochobre de 1890

(55 años)
Estudios
Estudios Universidá de Valladolid
Llingües castellanu
Oficiu
Oficiu escritor, periodista y autor
Xéneru artísticu poesía
Cambiar los datos en Wikidata

Gumersindo Laverde y Ruiz de Lamadrid (5  d'abril de 1835Estrada (Cantabria) Traducir - 12  d'ochobre de 1890Santiago de Compostela) foi un escritor, periodista y filósofu.

Biografía[editar | editar la fonte]

Nació'l 5 d'abril de 1835 nel pueblu d'Estrada, Cantabria, nel bierzu d'una familia rural de clase media. Fíu del abogáu Torivio Laverde, natural de San Vicente de la Barquera y d'Asunción Ruiz de Lamadrid, natural de Labarces. A los cuatro años la familia trasladóse a vivir a Nueva, Llanes. En 1847 marcha a Uviéu a estudiar con doce años. Estudió nes Universidaes d'Uviéu, Madrid, Valladolid y Salamanca, doctorándose llueu en Derechu y en Filosofía y Lletres. Yá de mozu, en 1849, entamó escribir poesía y teatru. La so primer poesía publícase en 1852 na revista madrileña “La España literaria” y titúlase “La noche y la soledad”, en versos sáficos. En 1860 marcha pa Madrid con un modestu trabayu na Secretaría de la Xunta de Beneficencia. En 1862 oposita a varies cátedres de retórica y poética obteniendo una nel Institutu de Lugo, siendo direutor del mesmu trés años y onde casó con Josefina Gayoso, natural d'Outeiro de Rei. De los cuatro fíos suyos sobreviven dos: Pura y Jesús Laverde. Publica en 1868 un importante llibru, los Ensayos críticos sobre Filosofía, Lliteratura e Instrucción Pública, el restu de los sos abondos ensayos y poemes remanez esperdigáu nuna llarga llista de periódicos y revistes Académicu correspondiente de la Real Academia Hespañola y de la Historia. En 1873 concursa a les cátedres de Lliteratura llatina de les Universidaes de Valladolid y Santiago, aprobando les dos y optando pola primera, qu'en 1873 permuta pola de Lliteratura xeneral y española, siendo llueu Decanu de Filosofía y Lletres. En 1874 formó parte del tribunal que-y concede'l Premiu de Llicenciatura a Marcelino Menéndez Pelayo, entamando dende entós una fonda y granible amistá y collaboración científica y lliteraria. En 1876 marcha pa la mesma cátedra pero en Santiago, mui aquexáu por una enfermedá que-y producía grandes dolores y pinchazos per tol cuerpu, pa lo que'l clima norteñu-y favorecía, ciudá na que va morrer un 12 d'ochobre de 1890, a la edá de 55 años de fecunda vida lliteraria. En morriendo, la so vilda envió'l so archivu a Menéndez Pelayu cola idea de qu'editara toles sos obres, cosa que nun se pudo facer pola muerte del eruditu santanderín. En 1952 José María de Cossío publicó les poesíes de Laverde con un gran prólogu.

La llista de periódicos y revistes nes que publicó los sos bayurosos ensayos y poemes y nos que se dio a conocer como elegante prosista y como poeta del romanticismu patéticu y amorosu ye mui llarga. Ente les publicaciones asturianes nes que collaboró tán periódicos y revistes como Álbum de la Juventud, El Faro Asturiano, Revista Universal, La Revista literaria de Asturias, El Trabajo, Revista de Asturias, El Oriente de Asturias, La Abeja Montañesa, La Tertulia, Revista Cántabro-Asturiana o La Ilustración Gallega y Asturiana donde publicó los ensayos: El dialecto asturiano, La mitología popular asturiana, Ideas políticas de Jovellanos y Apuntes lexicográficso sobre una rama del dialecto asturiano. Dexó amás abondos artículos y versos inéditos.

Una de les xeres más apreciables de Gumersindo Laverde ye la so obra epistolaria. Les cartes escrites a los sos grandes amigos Marcelino Menéndez Pelayo, Juan Valera o José María de Pereda a los que siempre aconseyaba, son exemplu de prosa elegantísima, d'estilu llimpiu y distinguíu, sellu inconfundible d'un poeta con espíritu y sentimientu, con una fondura de l'amistá ufiertada, sensible ante'l dolor y ante tou proyeutu qu'afectara a la cultura o al progresu material y espiritual de la tierra, de La Montaña. El so amor a la tierruca ye total, nada que a la so tierra pueda interesar pasa pa él inalvertío. La so defensa apasionada del ferrocarril de la costa cantábrica, la so ansiedá por conocer tolos movimientos lliterarios, la so collaboración y estímulu desinteresáu con Menéndez Pelayo o con Pereda en tolos sos proyeutos, fálanos d'una mente activa y creadora como la de Gumersindo Laverde. A Pereda cuénta-y sucedíos novelescos y describe-y tipos y costumes populares que cree útiles pa les sos noveles y a Menéndez Pelayo anímalu a crear la Biblioteca de Traductores ayudándolu en too. Menéndez Pelayo reconoció que munchos de los sos trabayos nun se tendríen fecho ensin l'estímulu de Laverde. Laverde crea y propón amás un nuevu tipu de versu y de métrica poética: lo que los sos amigos nomarán llueu el versu laverdaicu, de nueve sílabes con una acentuación específica.

En 1865 publica Gran almanaque de las dos Asturias, almanaque para utilidad y recreo de las provincies de Oviedo y Santander. Foi precisamente ésta una de les actividaes más ilusionantes que llevó a cabo Laverde en tola so vida, la so defensa apasionada y con puxu de la xuntura de les Asturies y Cantabria: no cultural y no político, no eclesiástico y universitariu creando un solu arzobispáu y distritu; na almisnitración de Xusticia con una sola Audiencia territorial; no militar con una sola capitanía xeneral, la rexuntura agrícola, industrial y artística, celebrando congresos, exposiciones y certámenes; el cultu a les glories y tradiciones patries pidiendo la creación en Cuadonga d'un Panteón d'Asturianos Ilustres de los dos territorios históricos, la xuntura, en fin, en too y pa too lo honesto, lo guapo y útil, proponiendo la creación d'infraestructures pa fomentar un comerciu ente les dos Asturies. Asina entendía Laverde la unión de les dos Asturies: “Trabayar solidariamente na obra de la so común civilización, a la vez que na de la civilización xeneral de la península, como parte principal que son de la nacionalidá ibérica”.. La primer fueya del so Almanaque de Les dos Asturies entámala con una frase histórica d'Alfonso de Carballo: “Divide Plinio los Asturianos n'augustanos y tresmontanos. Los augustanos vivíen d'estotra parte de los Montes d'Europa y los tresmontanos hacia'l mar septentrional, los cuales hasta hoy conserven conserven el nome d'Asturianos, dividíos en dos provincies, llamaes la una de Santillana y la otra d'Uviéu.”. N'abondos llugares Gumersindo Laverde díxose asturianu, asturianu de les Asturies.