Vandalismu

De Wikipedia
Saltar a navegación Saltar a la gueta
Saquéu de Roma polos bárbaros. Oliu por Karl Briulov, sieglu XIX. Galería Tretiakov, Moscú.
Imaxe relixosa na vía pública destruyida y robada.

El vandalismu se refiere a la destrucción voluntaria, total o parcial, de la propiedá pública o privada. Inclúi conceutos como'l daños al patrimoniu, el grafiti o acto provocación o d'activismu, como'l culture jamming o distintos tipos d'acciones n'internet, como'l billboard hacking o'l defacement (desfiguración) de sitio web. El vandalismu tamién pue considerase una forma de protesta social. Como señalen los proponentes de la teoría de les ventanes rotes, James Q. Wilson y George L. Kelling, «Asina les barreres de la comunidá relaxarse por aciu acciones que señalen qu'a naide -y importa, pue presentase vandalismu».

Anque asolapa en dalgunos de los sos conceutos colos de la iconoclasia, a diferencia d'esta, tamién un actu destructivu públicu, el vandalismu tiende más a ser aleatoriu o ensin sentíu y paez que, siquier en dellos casos, los vándalos esfruten de dalguna manera del actu vandálico, yá sía porque ye una amuesa de la so capacidá d'estropiar y destruyir o inclusive por constatar la reacción que los sos actos producen nos demás.[1]

Según la teoría de la inversión del psicólogu británicu M. J. Apter (1981), «... deduzse qu'unu de los motivos más probables... n'acciones de vandalismu... fuxir de l'aburrición y llegar d'esa manera al estáu metamotivacional nel qu'el arousal sentíu concuerde col deseyáu, que, cuando consideramos l'estáu paratélico, ye un arousal eleváu».[2]

Nun casu vultable de vandalismu, fueron estropiaes o destruyíes 44 de les 177 escultures espuestes na Esposición d'Escultura de Suiza de 1980.[3]

Per otra parte, nun estudiu clásicu, realizáu en 1969 pol #psicólogu Philip Zimbardo, asitiáronse coches idénticos, ensin plaques de matrícula y colos capóes abiertos, en dos zones residenciales, el Bronx de Nueva York, conocíu por ser, entós daquella, unu de los distritos metropolitanos más probes de los Estaos Xuníos, y Palu Altu, California, esta postrera, una de les ciudaes más afluentes del país y la ciudá con mayor númberu de ciudadanos con altos niveles d'estudios.[4] El coche abandonáu nel Bronx foi vandalizado a los diez minutos de ser dexáu ellí y estrozáu por completu mientres los díes siguientes. Mentanto, naide tocó'l coche de Palu Altu mientres una selmana. Al cabu d'esti tiempu, el mesmu Zimbardo cutió'l segundu coche con una mazu, y pocu dempués, otres persones unirse a la estroza, llegando a destruyilo por completu en poques hores. En dambos casos, los vándalos yeren blancos y, aparentemente, pol so aspeutu, ciudadanos respetables.[5]

Motivos[editar | editar la fonte]

Los motivos constataos inclúin la protesta social, la vengación o a cencielles les ganes de xugar. Asina mesmu, en dellos casos ta directamente rellacionáu col consumu d'alcohol, como nel paséu marítimu de Douglas, el capital de la isla de Man, una zona de clubes nocherniegos, que carecía altos índices d'actos vandálicos, sobremanera los vienres y sábados ente les 22:00 y les 02:00. En 2003, una iniciativa que pretendía atayar el problema dende distintos perspectives, non solo con una mayor presencia policial, sinón tamién por aciu l'ampliación del serviciu nocherniegu d'autobuses y una mayor disponibilidad de taxis na zona, llogró amenorgar casi a la metá los actos vandálicos na zona, amás d'una amenorgamientu d'un terciu d'otros tipos de delincuencia en dos años.[6]

Tipos de vandalismu[editar | editar la fonte]

Los actos vandálicos inclúin romper ventanes, tanto de viviendes como los escaparates de tiendes, allumáu públicu, estrozar árboles, estropiar véhiculos abandonaos o a cencielles aparcaos, realizar grafiti/pintaes con distintos tipos de pintures y tintes, o a cencielles refundiar disolventes o acedos sobre distintos superficies.[7]

Llugares[editar | editar la fonte]

Los llugares susceptibes a ser vandalizaos inclúin los siguientes:

  • tresporte públicu, tantu nes sos instalaciones como nos mesmos medios de tresporte: Un informe presentáu en 1987 énte la Organización pa la Cooperación y el Desenvolvimientu Económicos (OCDE) señaló qu'en Francia, como media, estrozábense 50 000 asientos d'autobús al añu, l'equivalente de trés o cuatro asientos al añu pa #cada autobús.[8]
  • señales de tráficu
  • parques y árees recreatives
  • moblame urbanu, como papeleres, contenedores de basura, marquesines, señalización y bancos
  • distintos edificios, tanta viviendes como colexos, llugares relixosos (profanación)
  • estaciones y aparcamientos, edificios en construcción o abandonaos
  • valles publicitaries, etc.
  • patrimoniu históricu, sitios arqueolóxicos

Midíes preventives[editar | editar la fonte]

Distintes disciplines enfoquen el problema dende les sos distintes perspectives. Falar de la participación ciudadana o responsabilidá ciudadana y #el educadores proponen campañes de concienciación pa los escolares pa implica-yos na convivencia ciudadana.[9][10][11] Dende la criminoloxía, propónense medies basaes na teoría de les ventanes rotes, que sostien que caltener les redolaes urbanes en bones condiciones pue provocar un amenorgamientu del vandalismo y l'amenorgamientu de les tases de criminalidad.

Referencies[editar | editar la fonte]

  1. McClanan, Anne y Jeff Johnson (en inglés). «Introduction: 'O for a muse of fire...'.» En McClanan, Anne y Jeff Johnson (coordinadores): Negating the Image: Case Studies in Iconoclasm. Routledge, 2017. En Google Books. Consultado el 7 de enero de 2018.
  2. Apter, M. J. Citado en Martín Palibrio, Ovidio: La violencia en el deporte, pp. 211-2. Palibrio, 2013. En Google Books. Consultado el 9 de enero de 2018.
  3. Gamboni, Dario (en inglés). The Destruction of Art: Iconoclasm and Vandalism Since the French Revolution, pp. 171-2, 183. Reaktion Books, 1997. En Google Books. Consultado el 7 de enero de 2018.
  4. (En inglés.) «Top 101 cities with the most people having Master's or Doctorate degrees (population 50,000+)». City-data.com. Consultado el 7 de enero de 2018.
  5. Wilson, James Q. y George L. Kelling (en inglés). «The police and neighborhood safety: Broken Windows», p. 3. The Atlantic. Consultado el 7 de enero de 2018.
  6. Scott, Michelle L., Nancy G. La Vigne y Tobi Palmer. 2007 (en inglés). Preventing Vandalism, pp. 2, 8. Washington, DC: The Urban Institute Justice Policy Center. The Urban Institute Justice Policy Center. Consultado el 7 de enero de 2018.
  7. López, Sara. «El vandalismo urbano le cuesta cada año a las grandes ciudades 1,5 millones de euros.» El Periódico de Extremadura. Consultado el 9 de enero de 2018.
  8. OECD Economic Research Centre (en inglés). Delinquency and Vandalism in Public Transport: Report of the Seventy-Seventh Round Table on Transport Economics Held in Paris on 8-9 October 1987, p. 12. Economic Research Centre. European Conference of Ministers of Transport. OECD Publishing, 1989. En Google Books. Consultado el 10 de enero de 2018.
  9. Bascones, Pere. «El arte público como agente de revitalización urbana mediante la participación ciudadana.» En Fernández Quesada, Blanca y Jesús-Pedro Lorente: Arte en el espacio público: barrios artísticos y revitalización urbana, pp. 153-4. Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2013. En Google Books. Consultado el 10 de enero de 2018.
  10. Ros Orta, Serafín. Planificación y gestión integral de parques y jardines, p. 63. Mundi-Prensa Libros, 2013. En Google Books. Consultado el 10 de enero de 2018.
  11. Perdiguero, Trinidad. «Escolares ponen precio al mobiliario urbano para prevenir el vandalismo.» Diario de Sevilla. Consultado el 7 de enero de 2018.

Enllaces esternos[editar | editar la fonte]