Psicoloxía evolucionista

De Wikipedia
Saltar a: navegación, buscar

La psicoloxía evolucionista propón que la psicoloxía y la conducta de los humanos y primates pueden ser entendíes conociendo la so hestoria evolutiva. Específicamente, propón que la mente de los primates, incluyíu l'home, ta compuesta de munchos mecanismos funcionales llamaos adaptaciones psicolóxiques o mecanismos psicolóxicos evolucionaos (EPMs) que se desenvolvieron por aciu selección natural por ser útiles pa la supervivencia y reproducción del organismu. La psicoloxía evolucionista intenta esplicar característiques mentales de la especie humana (tales como la memoria, la percepción, l'idioma, y fundamentalmente les emociones) como adaptaciones: esto ye, como los productos funcionales de la selección natural, de la mesma forzada pola competencia pa sobrevivir y reproducise. Esti enfoque adaptivo ye l'utilizáu pa entender el restu de los mecanismos biolóxicos como, por casu, el sistema inmunitario. La psicoloxía evolucionista aplica este mesmu principiu a la psicoloxía.

Cuidao que la evolución de los homínidos (hasta llegar al Homo sapiens actual) producir en medios ancestrales totalmente distintos al actual, los psicólogos evolutivos tomen como referencia les condiciones esistentes naquellos medios prehistóricos. Postúlase, por casu, que los seres humanos desenvolvieron una capacidá mental especial pa l'alquisición de la fala en forma naturalmente automática nos primeros años de vida. Pero lóxicamente nun heredaron una capacidá de llectura y escritura que fueron culturalmente desenvueltes. Otres adaptaciones inclúin la capacidá de lleer les emociones de los demás, la capacidá de discernir parientes de non familiares, l'habilidá d'identificar y escoyer una pareya, y la propensión p'ayudar y actuar en forma altruista escontra los sos conxéneres. Esto a pesar de que los seres humanos son biológicamente organismos en conflictu con otros de la so especie, incluyíos los sos compañeros y familiares. Por casu, la madre de mamíferos y les sos críes nueves tienen una relación conflictiva respectu al treslleche, que beneficia más a la madre que al neñu. Los seres humanos, sicasí, tienen una notable capacidá pa la cooperación tamién, na midida na que pueden desenvolver relaciones afeutives de llargu plazu pa beneficiu mutuu.

Charres Darwin propunxo la teoría de la selección natural como mecanismu pa esplicar la evolución biolóxica nel sieglu XIX, teoría que se reforzó colos descubrimientos posteriores de les ciencies biolóxiques y la xenética. El mesmu Darwin, y dellos científicos del sieglu XX intentaron conciliar esta teoría col estudiu analíticu de la conducta social de distintes especies, incluyíos los insectos sociales (formigues y abeyes), los mamíferos polo xeneral, y los primates en particular.

Científicos más modernos como Desmond Morris, Richard Dawkins, Daniel Dennett y Steven Pinker popularizaron la psicoloxía evolucionista. La ecoloxía del comportamientu y la sociobiología son disciplines bien rellacionaes cola psicoloxía evolucionista.

Dalgunos consideren qu'el darwinismo social ye una caña cercana a la psicoloxía evolucionista, pero constitúi un erru: el darwinismo social parte de males interpretaciones de la teoría de selección natural como identificar l'ésitu adaptativu col usu de la fuerza o la coerción, o'l despreciu pol altruísmo como estratexa adaptativa.[1]

Stephen Jay Gould, Richard Lewontin y otros criticaron la idea de que los seres humanos tienen importantes predisposiciones innates escontra diversos comportamientos, citando la cultura como la creación de diferencies psicolóxiques ente los individuos. Otros críticos describen la psicoloxía evolucionista como un intentu de xustificar los privilexos del home blancu, entá cuando los psicólogos evolucionistes sostienen precisamente lo contrario al concentrase na universalidá de la especie humana.

El términu "evolucionista" ye'l preferíu pa nomar esta disciplina en castellán pa estremala de la psicoloxía evolutiva.

Les fontes principales de la psicoloxía evolucionista son la psicoloxía cognitiva, xenética, etoloxía, antropoloxía, bioloxía, zooloxía ya inclusive intelixencia artificial y teoría de xuegos. El términu psicoloxía evolucionista foi acuñáu probablemente por Ghiselin nel so artículu de 1973 en Science. Jerome Barkow, Leda Cosmides y John Tooby popularizaron el términu nel so llibru bien influyente de 1992 The Adapted Mind: Evolutionary Psychology and the generation of Culture (ISBN 0-19-510107-3).

La psicoloxía evolucionista foi aplicada al estudiu de dellos campos, incluyendo economía, agresión, xusticia, psiquiatría, política, lliteratura, estética moral y sexu. La psicoloxía evolucionista ta íntimamente amestada a la sociobiología, pero tien delles estremes claves, como, por casu, la énfasis nes facultaes pa cada aspeutu específicu de la conducta en llugar de facultaes xenerales, la referencia a les adaptaciones como óptimas pal pasáu y non necesariamente pal presente (Mismatch theory) y l'énfasis na psicoloxía en llugar de la conducta.

Hestoria ya introducción a la teoría[editar | editar la fonte]

William Paley, nel sieglu XVII trabayando sobre les idees de munchos otros, propunxo que los organismos son máquines diseñaes pa funcionar en determinaos ambientes. Esta idea ye la base fundacional de la medicina y de la bioloxía modernes. Antes de Charres Darwin y de Alfred Russel Wallace, pensábase unánimemente que l'apariencia de diseñu consciente nos organismos yera evidencia de la esistencia de Dios. La teoría de Darwin y Wallace de la evolución, per mediu de la selección natural, apurrió una esplicación científica de los oríxenes de cada función fisiolóxica.

La psicoloxía evolucionista basar na presunción de que, de la mesma manera que los corazones, pulmones, fégados, reñones, y sistemes inmunitarios de los seres vivos, la cognición d'éstos tamién tien una estructura funcional que de la mesma tien una base xenética, y polo tanto desenvolvióse pola selección natural. Como otros órganos y texíos, esta estructura funcional ye común y universal pa tola especie humana y tien de responder a la solución de problemes importantes de la supervivencia y de la reproducción. Los psicólogos evolucionistes intenten entender los procesos cognitivos estudiando les facultaes de supervivencia y les funciones reproductives pa les qu'éstes sirvieron, nel ambiente estable nel que la humanidá evolucionó mientres la mayor parte de la so hestoria evolutiva. Esti ambiente estable foi la sabana africana nel ambiente social de grupos pequenos de cazadores pañadores, que constitúi lo que na nomenclatura de la psicoloxía evolucionista llámase EEA (del inglés Environment of Evolutionary Adaptedness).

Los paleoantropólogos creen que l'acontecimientu que provocó la nuesa separación del restu de los antropoides (chimpancés, gorilas, orangutanes) producióse cuando los montes d'África empezaron a clarearse y apaeció la yerba de la sabana. Pa sobrevivir, los antepasaos del home y suponse qu'otres especies agora extintas de antropoides, baxaron a tierra y progresivamente empezaron a cazar y recoyer en pequenos grupos. Esti periodu duró dellos millones d'años. En comparanza, l'agricultura data de fai namá 10.000 años y la sociedá moderna solo apenes unos sieglos, esto ye un periodu insignificante pa producir cambeos nos mecanismos mentales específicos de la nuesa especie, cuidao que dichos mecanismos correspuenden a la mutación coordinada de gran númberu de xenes, en contraposición a otros factores, como'l color de la piel, que dependen d'un solu xen y por tantu varien más rápido. La universalidá d'estos mecanismos queda asegurada pol fechu de qu'evolucionemos nun solu continente: África, nun solu ambiente conexo: la sabana africana y una relativamente amenorgada población d'homínidos. Anguaño especúlase cola esistencia d'un pescuezu de botella evolutivu qu'asocedió fai aprosimao 60.000 años, debíu probablemente a dalgún cataclismu local o planetariu, qu'estrechó entá más la estraordinaria paecencia xenética ente tolos seres humanos. La presión evolutiva d'esti periodu ye'l que pudo marcar el cambéu de grupos pequenos de cazadores pañadores a les tribus más numberoses d'alredor d'un centenar d'individuos. La conocencia de la EEA ye bien importante pa entender el propósitu y función de los nuesos mecanismos psicolóxicos creaos pola evolución natural (EPMs).

Lo anterior ilustra coles mesmes la interrellación de la psicoloxía evolucionista con otres munches disciplines. La psicoloxía evolucionista pue ser el nexu ente les ciencies naturales y les ciencies humanes per mediu de la so relación per un sitiu cola bioloxía evolutiva, por otru, col so calter fundacional de la psicoloxía humana y per mediu d'ella, con tolos aspeutos de les ciencies humanes.

Otros dos conceutos clave de la PE son les causes cercanes (proximate causation) y les causes últimes (ultimate causation). En psicoloxía evolucionista, al igual qu'en etoloxía, una causa próxima d'una conducta, o d'un aspeutu psicolóxicu, ye aquella razón qu'apaez como causa intuitiva y directa: criamos a los nuesos fíos porque los queremos enforma; Nesti exemplu, el sentimientu d'amor paternal ye la causa próxima. Sicasí la causa última ye que compartimos el 50% de los nuesos xenes colos nuesos fíos biolóxicos polo cual desenvolvimos esi sentimientu d'amor filial, una y bones esi sentimientu foi esitosu al dexar espublizar los xenes que codifican esi sentimientu a cada nueva xeneración en mayor midida qu'otros sentimientos posibles codificados por otres secuencies xenétiques posibles. La PE trata d'establecer les causes últimes, que son les razones poles cualos los nuesos fenómenos psicolóxicos dexaron la supervivencia y l'ésitu reproductivu nel pasáu remotu correspondiente al EEA (Teoría de les ciencies humanes).

Llinguaxe[editar | editar la fonte]

Discutinios[editar | editar la fonte]

Los estudiosos de la conducta animal reconocieron llargamente'l papel de la evolución; l'usu de la teoría de la evolución a la psicoloxía humana, sicasí, ye polémicu. Hai dellos tipos de crítiques que cuestionen esta idea.

Dalgunos alieguen que por cuenta de lo poco que se sabe sobre'l contestu nel cual los seres humanos evolucionaron (tamañu de la población, estructura, forma de vida, vezos alimenticios, l'hábitat, etc.), hai demasiada poca base sobre la cual la psicoloxía evolucionista puede funcionar. La mayoría de la investigación de la psicoloxía evolucionista se confina asina a les certidumes sobre'l pasáu, certidumes tales como que los embaranzos asoceden solamente en muyeres, y que los seres humanos vivíen en grupos. Otros creen qu'esta crítica ta basada nun tracamundiu. Los psicólogos evolucionistes utilicen la conocencia del ambiente ancestral pa xenerar hipótesis sobre posibles adaptaciones psicolóxiques y estes hipótesis pueden probase y evaluar darréu contra la evidencia empírica de la mesma manera que cualesquier otra hipótesis xenerada dende cualesquier otra perspectiva teórica. Amás, hai munches característiques ambientales que podemos tar seguros de que tuvimos mientres una parte de la hestoria evolutiva de la nuesa especie. Los nuesos antepasaos trataron ensin dulda con depredadores y preses, alquisición y compartición d'alimentos, elección de pareya, crianza de los neños, agresión interpersonal, ayuda interpersonal, enfermedaes y munchos otros aspeutos que pueden considerase con bastante seguridá que constituyeron presiones adaptatives significatives.

Los críticos coles mesmes acoten que munchos de les propuestes de la PE nun son falsables, y etiquetar por esta razón como pseudociencia. Esto nuevamente ye por cuenta de un tracamundiu fundamental. La psicoloxía evolucionista ye una manera de xenerar hipótesis testables (y por tantu falsables) sobre la estructura de la mente. Tola psicoloxía fai predicciones (o asunciones) sobre la estructura de la mente. La psicoloxía evolucionista plantega les sos hipótesis según una relación causal bien específica ente la mente y l'ambiente na cual foi escoyida, faciendo d'esta relación una fonte de predicciones altamente específiques, concretes, y falsables.

Dellos estudios fueron criticaos pol so enclín a atribuyir a los procesos evolutivos ciertos elementos de la cognición humana que pueden ser atribuyibles a los procesos sociales (por casu la preferencia por ciertes característiques físiques particulares nes posibles pareyes sexuales). Coles mesmes, esta crítica demuestra un tracamundiu fundamental. Toa nuesa psicoloxía faise posible gracies a una elegante y complicada arquitectura cerebral. Esta estructura nun puede venir de daqué que nun sía un desenvolvimientu de circuitos cerebrales al traviés de los xenes. Esto ye, tolos procesos sociales tán causalmente rellacionaos colos procesos evolutivos. La cuestión verdadera nun ye si dalgunos aspeutos de la nuesa esperiencia (o de nuesa fenomenoloxía) son por cuenta de los procesos evolutivos, porque toos lo son. En llugar d'eso, les entrugues interesantes son: ¿Qué sistemes funcionales faen los procesos sociales posibles? ¿Y cuál ye'l so cursu de desenvolvimientu? La psicoloxía nun sabe prácticamente nada sobre dambes entrugues sobre cualquier aspeutu psicolóxicu que la so función nun sía intuitivamente evidente. La psicoloxía evolucionista dexa que los psicólogos ganen terrén na conocencia de munches más funciones y qu'apriendan más sobre munchos más sistemes, incluyendo centenares sinón miles d'esos mecanismos mentales que dexen 'procesos sociales'.

Donald Symons nel so llibru Evolution of human sexuality da una esplicación concluyente alrodiu de por qué los procesos sociales nun pueden determinar unívocamente la psicoloxía humana: «Si esistieren individuos con una mente y un celebru diseñaos p'aceptar cualesquier normes sociales, éstos seríen fácilmente indoctrinado por otros que siguen normes sociales a favor de los sos propios oxetivos de supervivencia y reproducción en desterciu de los primeres. Poro, los primeres seríen esaniciaos por selección natural». Poro, l'aceptación d'un modelu que considere la psicoloxía humana como totalmente dependiente de condicionamientos sociales ye incompatible cola teoría de la evolución tal como ye aceptada mayoritariamente. Les normes sociales son por tantu'l resultancia d'un equilibriu resultante de la collaboración y el conflictu ente individuos que los sos celebros executen les adaptaciones mentales creaes por selección natural. Diches adaptaciones entiéndense como diseñaes pa optimizar les posibilidaes de supervivencia y reproducción na redolada primitiva del EEA (Ver apartáu anterior).

Dalgunos alternatives a la psicoloxía evolucionista caltienen que los elementos del comportamientu humanu son irreducibles a les sos pieces. Como ilustración d'esto, nel trabayu de Peter Hobson, la consciencia identifícase como'l productu del aprendizaxe inter-suxetivu, en llugar de ser una plataforma de les ferramientes emocionales apurríes pola naturaleza humana, y, como procesu social, tal construcción de mentes nun sería descriptible en términos de los componentes celulares d'organismos individuales. Daniel Dennett fixo una refutación elegante d'esta caricatura de la ciencia (llamada reduccionismu cobiciosu), yá que amenorga los procesos psicolóxicos a meros procesos sociales. Esti amenorgamientu nun ye característica de nenguna filosofía sofisticada de la ciencia, incluyendo una ciencia de la psicoloxía informada pola bioloxía evolucionista. Amás esti reduccionismu ye vulnerable al argumentu del párrafu anterior.

Delles persones tán esmolecíes pol fechu de que la psicoloxía evolucionista sía utilizada pa xustificar males conductes, ya intentaron dacuando suprimir el so estudiu. Por casu, pue que un home engañe a la so esposa con más probabilidad si ésti cree que la so mente ta diseñada p'actuar d'esa manera.

Los psicólogos evolucionistes respuenden a esta oxeción afirmando qu'ellos solo traten d'establecer lo que ye, non lo que tien de ser. Saber como funciona daqué ye'l primer pasu pa intentar iguar si funciona mal, o de camudar la manera en que trabaya (si eso ye lo que decidimos qu'eso ye lo correcto). Si los homes entienden los procedimientos mentales que-yos faen promiscuos —non pa la so felicidá, non porque sía correctu o moral, sinón debíu al procesu causal ocultu de la selección natural— los seres humanos pueden ser meyores consumidores de la so propia consciencia, y otros pueden poder utilizar esta comprensión pa intervenir y pa camudar el so comportamientu.

La conocencia que brinda la psicoloxía evolucionista nun supon l'aceptar un puntu de vista moral nel comportamientu de la xente, non más que'l fechu de qu'entender cómo funciona'l cáncer suponga'l perdonar o xustificar la so esistencia. L'atribución d'un valor moral a una conocencia científica conozse como la Falacia Naturalista y plantega una llende infranquiable pa la ciencia a la d'establecer valores morales.

Hai que dicir qu'esta falacia respuende a un enclín erróneu de la nuesa mente que ye bono d'esplicar acordies con la psicoloxía evolucionista una y bones les nueses conocencies afecten a los nuesos intereses y dambos, de la mesma, a les nueses percepciones morales coles mires de favorecer la nuesa supervivencia y reproducción. Esta relación ye fundamentalmente inconsciente y solo l'intelectu consciente ye capaz de superar esta falacia.

Sicasí, anque nenguna ciencia puede establecer valores morales, ye induldable qu'inflúi nellos. El mesmu argumentu anterior qu'esplica la falacia demuestra tamién qu'eso ye asina. Per otru llau la PE tien potencial pa esplicar como funcionen les nueses percepciones morales, yá que pol mesmu fechu d'esistir y ser universales, respuenden a unos mecanismos específicos diseñaos con una funcionalidad adaptativa (por casu, valorar y premiar la llealtá podría ayudar a los nuesos antepasaos a garantizar la "devolución de favores" en tiempos d'escasez: güei yo yo comparto'l mio caza contigo, pero cuando la to cacería tenga ésitu espero que lo faigas el to. Na práctica, esti mecanismu de premios y castigos ye muncho más bono d'implementar -y por tantu de beneficiar a los xenes de cada miembru d'una especie-, si dichos individuos desenvolvieron una repunancia natural escontra la desllealtá).

Poro, la influencia de la PE nos aspeutos de la naturaleza humana qu'afecten a les creencies ya ideoloxíes rescampla. Eso esplica'l discutiniu qu'espierta. Como se vio, la PE cuestiona'l modelu estandar de les ciencies sociales. Steven Pinker nel so influyente The Blank Slate, the modern denial of human nature traducíu n'español como la tabla rasa sopelexa'l discutiniu dende'l puntu de vista de la PE.

Psicólogos evolucionistes conocíos[editar | editar la fonte]

Amás de Leda Cosmides y John Tooby, dalgunos de los principales investigadores d'esta disciplina son:

Bibliografía[editar | editar la fonte]

En castellán
  • Guillén-Salazar, F. y Pons-Salvador, G. (2002). «L'orixe evolutivu del comportamientu sexual humanu: un aproximamientu dende'l campu de la psicoloxía evolucionista». Revista de Psicoloxía Xeneral y Aplicada, 55(2): 187-202.
  • Pinker, Steven (1997 [2004]) Cómo funciona la mente. Ediciones Destino, S.A. Áncora y delfín. 864 págs. ISBN 84-233-3269-1 [trad. de: How the mind works, W.W. Norton & Company, 660 págs. ISBN 0-393-04535-8]
  • Pinker, Steven (2002 [2003]) La tabla rasa. La negación moderna de la naturaleza humana. Ediciones Paidós Ibérica, S.A. Paidós transiciones, 49. 704 págs. ISBN 84-493-1489-5 [trad. de: The Blank Slate: The Modern Denial of Human Nature, Penguin Putnam, ISBN 0-670-03151-8]
  • Ridley, Matt (2003 [2004]) Qué nos fai humanos. Taurus Ediciones, Pensamientu. 575 págs. ISBN 84-306-0542-8 [trad. de: Nature via nurture. Xenes, experience, and what makes us human, HarperCollins, 326 págs. ISBN 0-06-000678-1]
N'inglés

Referencies[editar | editar la fonte]

  1. [1], testu adicional.

Enllaces esternos[editar | editar la fonte]

En Castellán:

N'inglés:


Psicología evolucionista